El Granate en su única participación en Copa Libertadores/ Foto: VisionNoventa
COMPARTE

Un miércoles 26 de febrero de 1997 tras una asamblea en horas de la noche donde se encontraban los distintos factores políticos y deportivos del estado, nació el Carabobo Fútbol Club. El balompié carabobeño a partir de ese momento, dejaba atrás un nombre, unos colores, una historia y tres campeonatos. El Valencia FC ya había pasado sus mejores años y vivía una época de crisis financiera y escasos resultados deportivos, por esa razón se despidió del balompié regional con dos títulos de Copa Venezuela uno del Torneo y tres participaciones en Copa Libertadores de América para dar paso a una nueva institución.

El Carabobo debutó en el fútbol profesional venezolano el 9 de marzo de 1997 donde cayó derrotado de visitante 2-0 ante Nacional Táchira, en lo que significó la primera jornada de la segunda división.

El 16 de marzo hizo su estreno en Valencia. Era el momento de mostrar a los fanáticos la nueva imagen del equipo de su ciudad. El partido fue ante Atlético Zamora, encuentro donde la institución obtuvo su primera victoria y goles.  El colombiano José Luis Segura anotó un doblete para darle el triunfo y los tres puntos en la segunda jornada del Torneo de Ascenso y Permanencia.

Esa versión del Granate fue dirigida por José Julián “Pepito” Hernández, quien consiguió el título de segunda división y el ascenso a primera. El histórico día donde la oncena regional obtuvo su cupo a la división de oro, fue el 18 de mayo de 1997 tras vencer al Monagas Sport Club con marcador de cinco goles por cero.

El primer presidente de la Junta Administradora del equipo fue José Miguel Méndez. Gracias al trabajo de dicha dirigencia, se sumó al proyecto la empresa Pirelli Venezuela, quien por intermedio de su principal cabeza Carlos Bianconi, invirtió una gran cantidad de dinero en la institución con el principal objetivo de acceder en su primer año a la Copa Libertadores.

La presentación oficial fue hecha en Agosto de 1997, en donde se establecieron los objetivos del club y se informó los nuevos colores de la camiseta: Vinotinto y blanco. En la 2000-2001 volvió a pisar la segunda división. Posteriormente, para el Apertura 2002, el Granate volvió a la primera división del Fútbol Profesional Venezolano.

Luego del ascenso, el Carabobo Fútbol Club vivió los siguientes años con participaciones internacionales, el equipo no era capaz de obtener un campeonato pero accedió a tres ediciones de la Copa Sudamericana: 2004,2006 Y 2007. Eran varios los nombres que desfilaban en cada plantilla del Granate. Daniel Delfino fue quien marcó una época y un récord en la institución regional. En los años de participaciones extranjeras, el delantero Argentino sumó un total de 54 goles cantidad que no ha sido alcanzada por ningún otro y por esa razón, se mantiene como el máximo goleador en la historia del club.


Goleador histórico del Granate con 54 tantos marcados

Desde su última participación internacional fue turbulento el camino recorrido por la institución, salvándose en ocasiones del descenso y posteriormente no escapando de él.  Jugando la 2012-2013 en segunda, Carabobo por lo visto tuvo un despertar, se reencontró desde las oficinas hasta las tribunas. Hoy se puede decir que el descenso en Valencia ayudo mucho a sentar cabeza y a incrementar la identificación de los carabobeños con su equipo. Es evidente que en los últimos años la afición  ha sido  lo más destacable para el granate, no dejaron de crecer y de llenar las gradas del Polideportivo Misael Delgado sin importar los malos resultados.

Tras regresar a la división más importante del balompié profesional, Carabobo Fútbol Club tuvo otra cara. Ese mismo año fue nombrado Presidente del club Joel Tortolero, sin embargo el Granate era presidido por Rafael Lacava que por su figura de Alcalde de Puerto Cabello, no podía ocupar el cargo administrativo.

Con Jhonny Ferreira como entrenador el gobierno regional (quien fue siempre el principal motor del equipo) invirtió junto al Alcalde Lacava una cantidad considerable de dinero, trayendo jugadores de categoría y armando un eslogan que apuntaba alto “Rumbo a la Libertadores”. El equipo en ese torneo corto consiguió sumar 30pts y ubicarse en el cuarto lugar de la tabla.

Nuevo dueño y regreso al plano internacional

En el mes de marzo del año 2015, se pudo conocer que el empresario Jimmy Ayoubissa compró el 80% de las acciones del Carabobo Fútbol Club al Gobierno Estadal.

Luego del final del Torneo Clausura 2015 Carabobo Fútbol Club obtuvo en la liguilla presudamericana su cupo de regreso a la Copa Sudamericana de ese año. El Granate quedó eliminado en penales en la competencia internacional, se ubicó decimotercero en el Torneo Adecuación y quedó eliminado en semifinales de la Copa Venezuela. Eso significó un final en el ciclo del director técnico caraqueño Johnny Ferreira.

Clasificación a la Copa Sudamericana 2015

Posteriormente llegó Marcos Mathias al banquillo Granate, quien duró  14 jornadas al frente del equipo porque fue llamado por Rafael Dudamel para ser el asistente técnico de la Selección Nacional. Ante tal situación en el Estado buscaron un interinato con Juan Domingo Tolisano.

El técnico tachirense llegó proveniente del Zulia FC tomó el plantel en la jornada 15 con 17pts y recibió en su primer partido la visita del Zamora FC. Empezó ganado y sumó 10 de 15 unidades posibles, aunque no le alcanzó para avanzar al octogonal, fue reafirmado por la directiva para el clausura 2016.

El principal objetivo con Juan Domingo Tolisano era clasificar al octogonal final por primera vez. El equipo armado por el tachirense mostró un gran nivel futbolístico y se apoderó del primer lugar de la clasificación desde la octava jornada. Carabobo Fútbol Club terminó haciendo el mejor torneo en su historia con 42pts y llegó a 69 en la tabla acumulada, lo que le permitió ir a la Fase Previa Copa Libertadores de América 2017.

Partido que le dio al Granate el cupo a la Copa Libertadores por primera vez en su historia.

A pesar de tener su mejor participación, Tolisano no renovó con el conjunto Granate y su sucesor fue el actual mandamás de la oncena regional: El boliviano Julio Cesar Baldivieso.

Desde acá extendemos nuestras felicitaciones al Carabobo Fútbol Club por llegar a dos décadas de historia y por los objetivos logrados durante estos 20 años. Le deseamos que cumplan muchos años más aportando al deporte nacional y dejando en alto el nombre del fútbol de la región.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.