Foto Cortesía
COMPARTE

Jueces de instrucción franceses investigan a una empresa sospechosa de vender material de cibervigilancia al régimen del presidente egipcio Abdel Fatah al Sisi para ayudarle a perseguir a sus opositores, anunciaron este viernes la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) y una fuente judicial.

La investigación sobre las actividades de la compañía Nexa Technologies por “complicidad en actos de tortura y desaparición forzada” se abrió en París tras una denuncia de la FIDH y de la liga francesa de derechos humanos (LDH).

Nexa Technologies, antiguamente Amesys, ya era objeto de una investigación similar por haber vendido material de vigilancia a Libia durante el régimen del fallecido Muamar Gadafi.

“Al abrir una investigación judicial, la fiscalía de París reconoce la gravedad de los hechos denunciados, permite que las asociaciones se constituyan en parte civil, y abre la posibilidad para víctimas egipcias de constituirse en parte civil”, indicaron la FIDH y la LDH en un comunicado común.

Según el Instituto de El Cairo para Estudios de Derechos Humanos (CIHRS, por sus siglas en inglés), una oenegé que respalda la denuncia, la ola represiva en Egipto causó el encarcelamiento de más de 40.000 prisioneros políticos en el país bajo el régimen de Sisi.

“Es el primer caso abierto en Francia con competencia universal que afecta a Egipto”, celebró una de las abogadas de los demandantes, Clémence Bectarte.

“Sabemos que el arma de la vigilancia, presentada como una herramienta de lucha contra el terrorismo islamista en Egipto, se usa en realidad para vigilar a los opositores y a cualquier voz disidente”, añadió.

La denuncia de las dos oenegés se basó en una investigación de la revista francesa Télérama, que reveló el caso en julio.

Según el semanario, exdirigentes de Amesys, al frente de dos nuevas entidades, vendieron en marzo de 2014 un “sistema de escucha de 10 millones de euros para luchar -oficialmente- contra los Hermanos Musulmanes, la oposición islamista en Egipto.

El programa llamado “Cerebro” permite seguir en tiempo real las comunicaciones electrónica de un objetivo, por ejemplo, a partir de una dirección de correo electrónico o de un número de teléfono. Se trata de una versión actualizada del programa que Amesys vendió en 2007 al régimen de Gadafi.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.