Alejandro Toledo,(Foto youtube)

Un juez en Estados Unidos ordenó este miércoles la detención del expresidente peruano Alejandro Toledo, para proceder con su extradición a Perú.

El juez Thomas Hixon, del Distrito Norte de California, emitió hoy una orden revocando la libertad bajo fianza del expresidente y pidiéndole que se entregue a las autoridades el próximo viernes a las nueve de la mañana, en San Francisco.

La decisión llega horas después de que una corte de apelaciones negara una solicitud por parte del equipo legal de Toledo para frenar su extradición y de que un fiscal solicitara al juez su detención.

Una extradición para favorecer relaciones internacionales

Este miércoles la corte de apelaciones aseguró que el cumplimiento adecuado de la extradición del exmandatario favorecería la relación entre ambos países y que promovería la mejora de una norma internacional para mantener la ley y el orden.

En el fallo se señala que los abogados de Toledo presentaron pruebas de que su extradición podía poner en riesgo su vida debido a las «terribles» condiciones de las prisiones en Perú, su edad y los problemas de salud que enfrenta.

Sin embargo, también subrayó que el país latinoamericano había demostrado una base legal que Toledo no había podido refutar.

Toledo bajo custodia estadounidenses

Tras el fallo de la corte, el fiscal Ismail J. Ramsey solicitó poner a Toledo bajo custodia del servicio de alguaciles de Estados Unidos.

«Una vez que Toledo se encuentre bajo custodia, Estados Unidos se encargará de ejecutar su entrega a las autoridades peruanas sin demora, suponiendo que no existan impedimentos legales para ello», escribió Ramsey en el documento judicial.

Perú pretende extraditar a Toledo, residente de San Francisco (EE.UU.), para que enfrente cargos penales por supuestamente haber aceptado millones de dólares en sobornos durante su gobierno de la constructora brasileña Odebrecht a cambio de favorecerla en sus negocios en Perú, cuando aún era mandatario.

Un expresidente acusado de corrupción

En concreto, ha sido investigado por lavado de activos, colusión y tráfico de influencias por contratos concedidos a Odebrecht para la construcción de la Ruta Interoceánica entre Brasil y Perú.

El exmandatario fue detenido en 2019 en California, donde ha residido durante los últimos años, y estuvo 8 meses en prisión por riesgo de fuga, aunque pudo salir de la cárcel al serle concedida la libertad bajo fianza por la pandemia.

En el capítulo peruano del «Caso Odebrecht», el mayor escándalo de corrupción de Latinoamérica, también estuvieron implicados los expresidentes peruanos Alan García (2006-2011), Ollanta Humala (2011-2016) y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), así como la tres veces candidata presidencial Keiko Fujimori.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.