Luque aún no está formalmente imputado. Foto EFE.

Este domingo, la justicia ordenó el registro de la casa y el consultorio de Leopoldo Luque, médico personal de Diego Armando Maradona, en el marco que investiga las causas de la muerte del exfutbolista, confirmaron a EFE fuentes judiciales.

Los allanamientos se realizaron en el consultorio de Luque en la capital argentina y en su domicilio particular, en la periferia sur de Buenos Aires.

Fuentes de la Fiscalía de la localidad bonaerense de San Isidro, a cargo de la investigación, confirmaron que los registros se realizaron para recabar material de prueba de interés para la causa, como el historial médico de Maradona.

Indicaron que en el procedimiento se le notificaron sus derechos a Luque, si bien “no está formalmente imputado” en la causa. Un paso que podría darse si el médico es citado a prestar declaración indagatoria, y la Fiscalía decide avanzar con una imputación.

Los allanamientos fueron ordenados, luego de que este sábado la Fiscalía tomara declaración a “familiares directos” del exfutbolista.

Maradona, de 60 años, que había ingresado a inicios de este mes en dos centros de salud por anemia, deshidratación y un hematoma subdural por el que finalmente fue operado, murió el pasado miércoles de un paro cardíaco en una casa de las afueras de Buenos Aires.

El exfutbolista había recibido el alta médica de la clínica Olivos en la que fue operado el 11 de noviembre y, desde entonces hasta su muerte, residía en una casa en una urbanización privada.

Representantes legales de la familia de “el Diez” indicaron que, en la causa abierta por “averiguación de causales de muerte”, se investiga qué tipo de atención médica recibió el exfutbolista desde la operación hasta su deceso. Pero en particular desde que recibió el alta médica y cuál era el cóctel de drogas que debían suministrarle.

Los abogados de la familia también quieren que se investigue qué sucedió el 19 de noviembre cuando, según dos testimonios con los que cuentan los letrados, Luque visitó a Maradona en su casa y ambos discutieron.

Desde entonces, según estos dos testimonios, presuntamente el médico no habría retornado más al lugar para brindarle atención médica de forma personal, lo que podría configurar eventualmente un “abandono de persona”, según los letrados de la familia.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.