(Foto cortesía)

Un juez federal de Nueva York rechazó este viernes una solicitud de Efraín Antonio Campo Flores y Francisco Flores de Freitas, familiares del presidente venezolano, Nicolás Maduro, para publicar documentos sobre un narcotraficante que testificó contra ellos.
Los dos sobrinos de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores, fueron condenados el pasado diciembre a 18 años de cárcel por intentar introducir 800 kilos de cocaína en Estados Unidos.
Ambos apelaron la sentencia y el pasado abril pidieron al juez que hiciese públicos los documentos del caso relativos a un narcotraficante que ejerció como testigo en su juicio.
El magistrado, Paul Crotty, denegó hoy la petición al considerar que hacerlo les expondría a riesgos aún mayores de los que ya asumieron al comparecer durante el proceso.
El narcotraficante, conocido como José Santos Peña, fue el testigo principal de la fiscalía y, durante el juicio, la defensa de los familiares de Maduro trató que su testimonio fuese descartado.
Entre otras cosas, la defensa probó que Santos Peña había mentido a las autoridades estadounidenses y que se dedicaba al narcotráfico mientras trabajaba como informante para ellas, por lo que fue encarcelado.
Junto a él, estaba involucrado un hijo suyo, que también testificó durante el juicio.
Crotty, en la orden dictada hoy, defendió su negativa a hacer públicos los documentos relativos a los testigos dado que se enfrentan a “un peligro muy real” de ser víctima de represalias.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.