(Foto referencial)

Carlos Zannini, uno de los jefes políticos de la oposición peronista de centroizquierda al presidente Mauricio Macri, recuperó el sábado la libertad, en una causa por presunta protección a exgobernantes iraníes acusados de atentar contra el centro judío AMIA en 1994, informó una fiscal.

“Estuve preso por voluntad de los que gobiernan y mandan ,y por temor de algunos jueces. Es una causa que han inventado. Fui un preso político”, dijo Zannini en rueda de prensa, rodeado de decenas de activistas que agitaban banderas y cartelones al salir de la cárcel de Ezeiza, 20 Km al sur de Buenos Aires.

También salió de la prisión preventiva otro involucrado, el líder barrial Luis D’Elía. A raíz de esta causa, un juez ha pedido el encarcelamiento de la expresidenta Cristina Kirchner, ahora senadora de la oposición, pero el Congreso, por el momento, ha rechazado su desafuero.

Gabriela Baigún, la fiscal que pidió y logró excarcelar a Zannini y a D’Elía, dijo el sábado a radio Mitre: “Las sensaciones de la gente me pueden gustar o no, pero la ley dice que, en determinadas condiciones, que son en las que están estas dos personas, tienen el derecho, y más aún, la obligación, de estar en libertad”.

Un tribunal juzgará a Kirchner y a una veintena de acusados, entre ellos Zannini, D’Elía y el excanciller Héctor Timerman, en una audiencia aún sin fecha.

Zannini fue hombre clave e ideólogo de los gobiernos peronistas de los expresidentes Néstor y Cristina Kirchner (2003-2015).

El origen de los arrestos fue una causa iniciada por dirigentes del oficialismo contra los kirchneristas por conseguir en 2013 que el Congreso votara por amplia mayoría firmar un memorándum con Irán para sentar a los iraníes frente a un tribunal.

La justicia argentina acusó al expresidente iraní Ali Rafsanjani, ya fallecido, y a su gobierno de organizar el atentado explosivo contra la AMIA, perpetrado en Buenos Aires, a casi 14.000 Km de Teherán, con un saldo de 85 muertos y 300 heridos.

Los querellantes aseguran que el memorándum con Irán, por el contrario, era para encubrir a los iraníes. Pero el acuerdo jamás lo cumplió Teherán.

Los abogados de los imputados aseguran que es un absurdo jurídico acusar a personas por un supuesto delito que nunca se cometió.

Un fuerte apoyo político a la acusación en Argentina dio el presidente israelí Benjamín Netanyahu. Usó el mismo argumento con el cual rechazó el acuerdo de control nuclear a Irán impulsado por el expresidente de EEUU, Barack Obama: Irán no es confiable para firmar tratados.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.