El exmagnate brasileño Eike Batista salió de prisión el sábado por la noche, tres días después de ser encarcelado tras estar bajo  arresto domiciliario desde 2017, dijeron el domingo autoridades penitenciarias en Río de Janeiro.

El empresario de 62 años obtuvo el sábado una orden de liberación de una jueza de la Corte de Apelaciones TRF2.

La magistrada Simone Schreiber consideró que la detención de quien fuera el brasileño más rico “violaba la Constitución (…) y el principio de presunción de inocencia”.

“Fue puesto en libertad el sábado por la noche”, confirmó a AFP un portavoz del servicio penitenciario (Seap).

Batista había sido detenido el jueves en una operación policial que apuntaba a desmantelar una red de “manipulación de capitales y lavado de dinero”. Estuvo 55 horas en prisión.

El exmagnate, que se hizo rico tras invertir en los sectores de la minería y la energía, fue colocado en detención provisional en 2017, pero abandonó la cárcel tres meses más tarde, luego que un juez de la Corte Suprema le concediera prisión domiciliaria.

Condenado a 30 años de reclusión por corrupción en julio de 2018, seguía en detención domiciliaria mientras esperaba ser juzgado por un tribunal de apelaciones.

En mayo fue condenado por las autoridades bursátiles a pagar dos multas por un monto total de 536 millones de reales (unos 136 millones de dólares) por manipular precios de acciones cuando estaba al frente del consejo de administración de la petrolera OGX.

Las multas le fueron infligidas por haber vendido en 2013 acciones de OGX cuando ya estaba al tanto de que la empresa ya no podría explotar bloques petroleros que había adquirido en una subasta en 2007.

En julio de 2018 un juez lo consideró culpable de haber entregado 16,5 millones de dólares en sobornos a Sergio Cabral, exgobernador del estado de Rio de Janeiro (2007-2014), que había sido condenado a más de 100 años de cárcel por corrupción.

Símbolo del Brasil en expansión de los años 2000, Batista llegó a ocupar el séptimo lugar en la lista de la revista Forbes de los más ricos del mundo, pero su fortuna se desmoronó tras la quiebra de OGX.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.