"Hasta nuevo aviso", se publica en la estación Cedeño del Metro de Valencia para informar su paralización. (Foto Angel Chacón)

En lo que va semana, El Metro de Valencia permanece sin servicio. Mientras, los usuarios de este transporte masivo se las ingenian para llegar a sus destinos.

Por otro lado, la gerencia del Metro de Valencia guarda gran hermetismo, los teléfonos no son atendidos. Al marcar el (0241) 8740400-10, la contestadora dice: “Usted se ha comunicado con el Metro de Valencia”. Y la comunicación termina.

Solo se puede observar en una de la estación Cedeño, un letrero que dice: Cerrado hasta nuevo aviso”.

Metro de Valencia cerrado hasta nuevo Aviso (Foto Angel Chacón)

Sin información oficial

Los periodistas de El Carabobeño que han intentado obtener alguna información oficial sobre la verdadera situación del Metro de Valencia, solo han podido escuchar que se trata de una falla eléctrica.

No obstante, expertos de Corpoelec dicen ignorar esa situación, y que, de tratarse de una falla eléctrica, esta tiene que ser a nivel interno.

Versión del Sindicato del Metro de Valencia

En la última semana de julio, en declaraciones a El Carabobeño Wilfredo Santana, presidente del Sindicato Metro de Valencia informó que el sistema del Metro en la capital carabobeña está muy degradado.

“Nuestra exigencia es que se apruebe, de manera urgente, un plan de inversión que permita rescatar el sistema básico integral”.

Desde hace cinco años la inversión en el Metro ha sido nula. Santana dijo que están claros en que la guerra económica los ha afectado, pero entienden que hay que tomar correctivos. “El sistema está deficiente”.

La falta de inversión merma la operatividad de las estaciones. Eso hay que corregirlo, sostiene Santana.

Otras fallas y esta empresa de transporte es que sus trabajadores laboran en condiciones infrahumanas. Sin aire acondicionado en las taquillas es difícil cumplir con la labor. “Hacemos de tripas corazón para garantizar la prestación del servicio. Somos personal calificado que está apegado a la misión de la empresa”.

Los trabajadores exigen

A la par, los mil 200 trabajadores que conforman la empresa Metro de Valencia exigen sueldos acordes con la inflación. El salario mínimo no alcanza para comprar un kilo de carne y esto lo reciente el personal. “Los trabajadores están pagando para venir a trabajar. La inseguridad es bastante alta, no hay transporte ni efectivo”.

“No tenemos uniformes, los carnets están vencidos y no hay material para reponerlos. Los trabajadores exigen mejoras en el HCM, en el transporte, dotación de uniformes, bono alimenticio y seguro funerario”.

Santana pidió un ajuste en el tabulador, que actualmente va de 3 millones 900 mil bolívares, a 12 millones mensuales, lo cual no alcanza. “Se requiere que se homologue la convención colectiva”, pero pese a esto, aseguró que no habrá paralización.

En esa oportunidad Manuel Petro, secretario de organización del Sindicato, pidió al gobernador Lacava hacer las coordinaciones necesarias para articular con el Metro y Transcarabobo el traslado de su personal. “Nosotros garantizamos el transporte de los demás, pero a nosotros nos cuesta llegar a trabajar”.

Lo cierto es que hasta ahora ni siquiera los sindicalistas están disponibles para hablar con la prensa. Y la gran interrogante es: ¿Qué verdad se esconde detrás de la progresiva paralización del Metro de Valencia?




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.