La justicia francesa informó este martes que ha abierto una investigación contra dos entrenadores de atletismo acusados de agresión sexual y uno de ellos también por violación, dos días después de que el diario Le Monde destapara el escándalo.

La Federación Francesa de Atletismo (FFA) aseguró el lunes tomarse muy en serio las denuncias realizadas por dos de sus antiguas atletas y que investigaría los hechos denunciados.

Uno de los dos entrenadores, Giscard Samba, está acusado de violación por una de sus antiguas velocistas. El otro, Pascal Machat, entrenador de nivel nacional, ha sido acusado de agresión sexual por parte de una atleta que fue varias veces internacional.

La fiscalía de Creteil ha abierto una investigación por violación, agresión sexual y acoso sexual contra Samba, hechos cometidos entre abril y julio de 2016 sobre una atleta que actualmente tiene 21 años y que desea mantenerse en el anonimato.

Samba, elegido entrenador del año por la FFA en 2013, llevó a Dimitri Bascou a una medalla de bronce en los 110 metros vallas en los Juegos de Rio-2016.

También llevó hasta 2014 las carreras de Cindy Billaud y Pascal Martinot-Lagarde, plusmarquistas nacionales de los 100 m vallas y los 110 m vallas respectivamente.

Este último expresó en Twitter su total apoyo a las mujeres que han tenido el valor de expresarse.

Los métodos de este entrenador de 40 años han sido denunciados por otras atletas femeninas. Una de ellas le calificó de perverso narcisista en la emisora RMC Sport. “Cada vez que nos mostraba un ejercicio o que explicaba algo, siempre tenía una relación con el sexo”.

El otro entrenador, Pascal Machat, fue acusado a finales de febrero de agresión sexual por Emma Dodiu, atleta de medio fondo varias veces internacional por Francia.

El preparador niega los hechos pero la fiscalía de Fontainebleau informó este martes de que la policía de esta ciudad comenzó una investigación el pasado 9 de marzo.

La FFA ha convocado a Machat el 11 de abril para que declare por estos hechos, precisó su abogado.

Pese a que los primeros rumores se remontan a 2017, la federación se defendió de las acusaciones de inercia.

La FFA recordó que Samba no es funcionario del Estado, sino asalariado de un club, por lo que instó al US Creteil a que lo aparte hasta que se aclare lo sucedido y Machat está en una oficina, sin contacto con las atletas desde mediados de febrero, cuando se tuvo conocimiento de la denuncia y hasta que el caso no se resuelva.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.