El Tribunal Supremo de Kenia. (EFE)
COMPARTE

El Tribunal Supremo de Kenia anuló hoy los resultados de las elecciones celebradas el pasado 8 de agosto y ordenó celebrar nuevos comicios en los próximos 60 días, invalidando así la victoria del actual presidente, Uhuru Kenyatta.

El Supremo aseguró que la Comisión Electoral “cometió irregularidades” durante las elecciones que “afectaron a la integridad del proceso”, que se saldó con la victoria de Kenyatta con un 54 % de los votos. 

Miles de kenianos salieron a la calle para celebrar que el Tribunal Supremo anulase los resultados de las elecciones del pasado 8 de agosto y ordenase la convocatoria de nuevos comicios, al invalidar la victoria del actual presidente, Uhuru Kenyatta.

En el barrio chabolista de Kibera, en Nairobi, uno de los principales bastiones de la oposición, miles de seguidores del candidato opositor Raila Odinga, de la coalición Súper Alianza Nacional (NASA, siglas en inglés), lucían carteles con consignas como “por primera vez hemos visto justicia en Kenia“.

El júbilo de los habitantes de este barrio, que portaban ramas y carteles con la cara de Odinga, se traducía en música, bailes y gritos, especialmente en las inmediaciones del colegio electoral donde votó el líder opositor.

“¡Veis cómo nos engañaron!”, recordaban algunos en alusión a las acusaciones formuladas por Odinga, que aseguró desde el mismo día de las elecciones que la Comisión Electoral había sufrido un ataque informático que había generado un “fraude” a favor de Kenyatta.

“Raila (Odinga) es el presidente ya, porque Uhuru (Kenyatta) nos ha engañado. Raila representa a todos”, afirma a Efe Jackeline.

Otra de las seguidores de la NASA, Sarah, explicó a Efe que confía “en que se celebrarán elecciones”.

Pese a que todos celebren ahora, el ambiente antes del veredicto era de pesimismo: “No esperaba este resultado, estaba en casa enfadada y esperando lo peor, pero lo hemos conseguido. Estoy feliz, vamos a votar de nuevo y vamos a ganar”, dice a Efe Jesitah.

Joseph piensa lo mismo: “Estamos seguros de que ahora vamos a ganar, al cien por cien”.

El optimismo lo suscitó el propio Odinga, que utilizó la misma retórica bíblica que ha empleado durante la campaña electoral y dijo a la salida de los juzgados que “nuestro viaje a Canaán es imparable”, tras lo que exigió que los autores de este “crimen monstruoso” (el fraude en los comicios) sean procesados.

En otra de las principales áreas opositoras, como la ciudad occidental de Kisumu o Mombasa, en la costa, los seguidores del opositor lo celebraban ante las cámaras de televisión con cánticos de “Uhuru debe irse”.

Mientras tanto, en zonas como Nyeri, de apoyo mayoritario al partido de Kenyatta, el Jubileo, sus seguidores aparecían resignados pero dispuestos a volver a votar a su líder en las próximas elecciones, que deberán celebrarse en los próximos 60 días.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.