Nicaraguan inmigrants living in Costa Rica demonstrate in support of Nicaraguans protesting against government's pension reforms during a vigil at Democracy square ("Plaza de la Democracia") in San Jose on April 21, 2018. Violent protests against a proposed change to Nicaragua's pension system have left at least 10 people dead over two days, the government said Friday. In the biggest protests in President Daniel Ortega's 11 years in office in this poor Central American country, people are angry over the plan because workers and employers would have to chip in more toward the retirement system. / AFP PHOTO / Ezequiel BECERRA

La ciudad natal del héroe nacional de Nicaragua y referencia sandinista, Augusto C. Sandino, concentró hoy a centenares de personas que se manifestaron para pedir justicia por los al menos 45 muertos que dejaron los enfrentamientos en este país desde el 18 de abril pasado.

Hacemos presencia hoy en Niquinohomo para pedir libertad, justicia y democracia, dijo un activista antigubernamental durante un improvisado acto. Los manifestantes exigieron, además, la renuncia del presidente, Daniel Ortega, y de su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

Niquinohomo, ubicado a 43 kilómetros al sur de Managua, se pintó este sábado con los colores azul y blanco de la bandera de Nicaragua, que era cargada por una multitud de personas que se sumó a medida que avanzaba el recorrido.

Hombres, mujeres y niños en la manifestación gritaban “Justicia”, “Eran estudiantes no eran delincuentes” o “Que se rinda tu madre”, mientras otra multitud de personas al margen del recorrido levantaba sus puños en señal de apoyo o victoria.

Al menos pobladores de tres municipios vecinos se unieron al recorrido que terminó en el parque central de Niquinohomo.

A raíz de la muerte de al menos 45 personas en las manifestaciones contra el Gobierno, muchos nicaragüenses han separado el “sandinismo” de la figura de Ortega, a quien ahora comparan con el dictador Anastasio Somoza Debayle, derrocado en 1979 por la revolución popular sandinista.

Niquinohomo era considerado un santuario del sandinismo, sin embargo, desde que empezó la crisis sus pobladores afirman que son “sandinistas, pero no orteguistas”.

Nicaragua atraviesa una crisis que hoy cumple 18 días debido a multitudinarias manifestaciones a favor y en contra del presidente Ortega, iniciadas por reclamos a la reforma de la seguridad social y que continuaron a pesar de que el mandatario revocó su decisión debido a las múltiples muertes causadas por la represión.

Desde que comenzaron las protestas, los enfrentamientos violentos que se produjeron en Nicaragua dejaron al menos 45 muertos, la mayoría entre el 18 y el 22 de abril pasado, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), mientras que otras organizaciones humanitarias elevaron a 63 los fallecidos.

Nicaragua está pendiente del comienzo del diálogo que protagonizarán el Gobierno y el sector privado, con la Conferencia Episcopal (CEN) como mediadora, aunque todavía no se ha establecido una fecha para su celebración.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.