Un tribunal de apelaciones de Los Ángeles (EEUU) anuló este miércoles un veredicto anterior que determinó este verano que la cantante Katy Perry debía pagar un total de 2,78 millones de dólares (2.45 millones de euros) por plagiar una canción de rap cristiano para su exitoso tema “Dark Horse”.

La jueza que investigó el caso, después de que el equipo de Perry apelara la decisión, dijo en el nuevo veredicto que la canción supuestamente plagiada, “Joyful Noise” de Marcus Gray, no era lo suficientemente distintiva como para ser protegida por derechos de autor.

“Es indiscutible en este caso, incluso viendo la prueba que es más favorable para los demandantes, que los elementos característicos de “Joyful Noise” no son una combinación particularmente única o rara”, asegura la nueva conclusión.

Como resultado, los abogados del demandante ya avanzaron a medios de comunicación locales que apelarán la nueva decisión, contra la que cabe aún posibilidad de recurso, puesto que consideran que el juez anterior “tenía razón” y harán “todo lo posible para restablecer su veredicto”.

Se conoció que el pasado agosto, el tribunal anterior impuso a Perry una multa de 2,78 millones de dólares por plagio.

En ese momento, la artista debía abonar 550 mil dólares (499 mil euros) de su bolsillo, mientras que el resto sería pagado por su sello discográfico, Capitol Records, y otros colaboradores.

La suma de dinero se destinaría a compensar al cantante Marcus Gray, quien bajo el alias de Flame se especializó en el rap de temática cristiana y denunció en 2014 tanto a Perry como a su equipo creativo por presuntamente haber plagiado su canción “Joyful Noise”.

Este tema, incluido en el disco Our World: Redeemed (2008) de Flame, tiene un ritmo y una base muy similares al éxito de Perry Dark Horse, tanto que el rapero estadounidense decidió llevar a la estrella del pop ante los tribunales.

El artista reclamó en su demanda que, de considerarse un plagio, tenía derecho a recibir los beneficios logrados por el tema de Perry, que se estimaron en unos 40 millones de dólares (36.3 millones de euros). Pero la defensa de la estrella argumentó que habría que restar a esa cantidad los costes de producción, grabación y explotación, entre otros.

“Dark Horse”, que formó parte del disco Prism (2013), es uno de los grandes éxitos de la carrera de Perry y su videoclip, inspirado en el antiguo Egipto, acumula más de 2 mil 600 millones de reproducciones en YouTube.

Además fue uno de los platos fuertes del espectáculo de Perry en el intermedio de 2015 del Super Bowl. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.