Foto: (AFP)
COMPARTE

El autor del atentado de Londres, Khalid Masood, se llamaba en realidad Adrian Russell Ajao, un británico de 52 años que pasó de la delincuencia común al yihadismo a una edad inusualmente tardía.

Descrito como un tipo amable por una vecina, tuvo muchos problemas con la ley de joven, pero hacía 13 años que no se metía en líos hasta que sembró el terror en Westminster, solo, con un coche y un cuchillo, matando a cuatro personas e hiriendo a 50.

Foto: (AFP)

La policía dice que el atentado del miércoles está relacionado con yihadismo -gente que lo conoció lo describía como religioso-, y trata ahora de reconstruir el rompecabezas de su vida y personalidad para entender en qué momento se radicalizó.

 Acuchilló a un hombre en la cara 

Su cambio de Adrian Russell Ajao a Khalid Masood apunta a una conversión al Islam. Por el camino, usó otros alias, como Adrian Elms.

Los medios británicos afirman que estuvo en Arabia Saudita trabajando como profesor a mediados de los años 2000, y que ahí se radicalizó antes de regresar a Reino Unido en 2009.

La embajada de Arabia Saudí en Londres confirmó el viernes que trabajó en el país como profesor de inglés entre 2005 y 2009.

Durante este tiempo en Arabia Saudita, Khalid Masood no apareció en los radares de los servicios de seguridad y no tenía informes criminales en el reino de Arabia Saudita, según un comunicado de la embajada.

Creció en Rye, en Kent. Desde junio vivía en la zona de Birmingham con su mujer y sus hijos, según vecinos que lo describieron como muy religioso.

Había estado dos veces en la cárcel, una por acuchillar a un hombre en la cara. Cometió otras agresiones, y desórdenes públicos y su última condena data de diciembre de 2003 por posesión de arma blanca.

 Amistoso, risueño, bromista

Masood pasó la noche antes del atentado en un hotel Preston Park de Brighton, en la costa sur de Inglaterra, donde explicó al personal que estaba visitando a unos amigos. Había ya alquilado el coche que usó para atropellar a los peatones cerca del Big Ben.

Sabeur Toumi, director del hotel, dijo a Sky News que Masood se había mostrado muy amistoso, risueño y bromista. Tenía mujer, una joven asiática, y una niña que iba a la escuela, añadió. Algunos medios hablaban de tres hijos, en total.

Su tardía entrada en la violencia ideológica es lo único que lo distingue de los autores de los atentados de noviembre de 2015 en París, o los de marzo de 2016 en Bruselas.

No hay muchas sorpresas en la figura de Masood, explicó a la AFP Brooke Rogers, investigador en terrorismo del Kings College de Londres.

El vínculo con la delincuencia, se ha visto ya en otras ocasiones, añadió, recalcando que el paso por la cárcel es a menudo otra etapa hacia el yihadismo, potencialmente la puerta de entrada a la radicalización. Sólo la edad se sale de la norma, porque duplicaba, como mínimo, a la de sus colegas.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.