COMPARTE

Los últimos tres meses del 2016 no fueron fáciles para Kim Kardashian. A comienzos de octubre del año pasado fue víctima de un traumático robo a mano armada en un hotel de París, luego de ser atada en el baño y amenazada por dos ladrones que le sustrajeron joyas por un valor de 10 millones de dólares. El hecho le afectó tanto que empezó a cultivar un notorio perfil bajo, retirándose de las redes sociales y enfocándose en sus sesiones de terapia.

“Familia” fue la palabra que acompaña la imagen de la socialité donde aparece junto a su marido y sus hijos, North y Saint West, misma que ya cuenta con más de 2 millones de “me gusta”.

family

Una foto publicada por Kim Kardashian West (@kimkardashian) el




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.