(Cortesía)

El Kremlin admitió hoy la detención y varias condenas por haber malversado fondos públicos en las obras de la residencia campestre de Novo-Ogariovo del presidente, Vladímir Putin, entre 2014 y 2015, por un valor de unos 1.500 millones de rublos (23 millones de dólares), según el periódico “RBK”.

“Puedo confirmar la detención, la condena de personas culpables de malversación (de fondos) en la construcción de la residencia presidencial”, dijo en una rueda de prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, quien no dio detalles sobre la fechas o el monto defraudado al Estado.

No obstante, “RBK” señala hoy que algunas de las detenciones se produjeron a principios de 2017 y asegura que cuenta con los interrogatorios en este caso de malversación ligada a la residencia presidencial de Putin en las afueras de Moscú, donde trabaja a menudo y recibe a otros líderes.

De acuerdo a esta fuente, la “dacha” o casa de campo de Putin no es la única afectada por el robo de millones de rublos, ya que este desfalco formaba parte de una red criminal bien organizada que malversaba fondos incluso en obras en el Gran Palacio del Kremlin, el Conservatorio de Moscú y el Palacio de Constantino, la “residencia naval” del jefe del Kremlin en Strelna, San Petersburgo.

Uno de los implicados en el caso de la residencia presidencial de Putin, Borís Maltsev, un exdirectivo de la compañía de sistemas de ventilación Climate Prof, los responsables de la empresa BaltStroy, propiedad del multimillonario Dmitri Mijalchenko, y los empresarios asociados con ellos como subcontratas malversaron fondos públicos durante la construcción y las obras de restauración de al menos 17 edificios.

Entre ellos, siempre según Maltsev, citado por “RBK”, el Palacio de las Facetas en la plaza central del Kremlin, que solía ser el principal salón de banquetes de los zares moscovitas y que es uno de los edificios más antiguos de Moscú (1947); el Gran Palacio del Kremlin; el Palacio de Constantino; la residencia de verano del presidente ruso “Bocharov Ruchei”, en Sochi; el Conservatorio “Chaikovski” de Moscú y el teatro Sovremennik, entre otros.

Según el diario, existen más episodios de malversación en relación al complejo estatal Vorobiovi Gori, la residencia Gorki-9, donde se aloja el primer ministro, Dmitri Medvédev, y un edificio propiedad del Servicio de Protección Federal del Kremlin en la misma plaza Roja.

Los robos se produjeron al poner un sobrecoste de las horas trabajadas y de los materiales empleados en las obras, de manera que la empresa BaltStroy se quedó con hasta el 50 % del coste, de acuerdo con Maltsev, que fue acusado en julio pasado de malversación junto a otros implicados.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.