(Foto AFP)
COMPARTE

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, defendió este viernes a los inmigrantes peruanos que viven en EE.UU. sin criticar las políticas migratorias de su homólogo estadounidense, Donald Trump, en un encuentro en el que abordaron brevemente la situación en Venezuela y el caso de Alejandro Toledo.

Kuczynski se convirtió en el primer mandatario de Latinoamérica en reunirse con Trump en la Casa Blanca, con un encuentro de menos de una hora en el que abordaron temas “como el comercio, la inmigración, los problemas en América Latina y la posibilidad de una muy buena relación con los Estados Unidos”, según el líder peruano.

Trump describió a Kuczynski como “un hombre muy, muy especial” y aseguró que era “un gran honor” recibirle en el Despacho Oval.

“Perú ha sido un vecino fantástico, hemos tenido relaciones muy buenas, que ahora son mejores que nunca antes, y le he conocido (a Kuczynski) desde hace tiempo, al leer sobre el trabajo que ha hecho”, afirmó Trump al comienzo del encuentro.

El presidente estadounidense aprovechó para expresar su preocupación por la situación en Venezuela, como también ha hecho durante sus conversaciones telefónicas con Kuczynski y con los líderes de Colombia y Panamá.

“Tenemos un problema con Venezuela, lo están haciendo muy mal”, aseguró Trump a los periodistas.

No obstante, Kuczynski aclaró después de la reunión que el tema de Venezuela “se mencionó tangencialmente” pero no tuvieron “una charla significativa” durante el encuentro privado.

En materia de inmigración, Kuczynski defendió ante Trump que los peruanos que viven en EE.UU., aproximadamente un millón, “cumplen la ley” en general, y que aunque hay decenas de miles de ellos que están indocumentados, “también es gente muy dedicada, solo 70 están encarcelados” en todo el país.

“El Perú no ha exportado criminales a Estados Unidos”, subrayó el mandatario peruano a los periodistas después del encuentro.

“Hemos tocado la calidad de los migrantes peruanos que hay en EE.UU. y le expliqué que muchos de ellos han venido a EE.UU. por los problemas que han tenido el Perú en el pasado, como el terrorismo, y yo creo que él entendió bien que es lo que ha pasado”, apuntó.

Pero Kuczynski no quiso criticar abiertamente las medidas sobre inmigración de Trump, cuyo Gobierno presentó esta semana nuevas directrices para reforzar el control migratorio en EE.UU., que incluyen acelerar el proceso de deportación de indocumentados.

Kuczynski no se mostró preocupado por el posible impacto de esas medidas en los peruanos indocumentados y se limitó a indicar que algunas “leyes” sobre deportaciones “ya existían al final de la Administración (del expresidente Barack) Obama” y “la idea (de Trump) es aplicarlas al pie de la letra”.

En una entrevista con Efe en Naciones Unidas antes de reunirse hoy con Trump, el presidente peruano ya había adelantado que él prefería “no ser confrontacional” en ese tema, aunque consideró necesario recordar “que la migración latina a Estados Unidos ha contribuido a rejuvenecer la población”.

“Estamos interesados en el movimiento libre de gente, legalmente, y eso se lo he enfatizado al presidente Trump; y preferimos los puentes a los muros”, indicó Kuczynski a los periodistas en la Casa Blanca, al ser preguntado sobre el proyecto de muro en México.

Kuczynski tampoco presionó a Trump respecto a la solicitud peruana de que EE.UU. deporte al expresidente peruano Alejandro Toledo, que tiene residencia en California y está acusado por la Justicia peruana de recibir un soborno de 20 millones de dólares de la empresa brasileña Odebrecht.

“Ese es un tema judicial del cual no se ha hablado por más de unos segundos en esta reunión, es un tema que lo maneja el poder judicial en el Perú, el poder judicial aquí, eso seguirá su curso. Nosotros no estamos directamente envueltos en eso”, dijo Kuczynski.

Durante la reunión en el Despacho Oval, Trump no respondió a una pregunta de Efe sobre si estaba dispuesto a considerar la petición para la extradición de Toledo y se quedó en silencio mientras Kuczynski parecía aclararle en voz baja algún detalle sobre el caso.

Trump mencionó también la venta a Perú de “vehículos militares” y pidió a su colega que los usara “bien”, pero Kuczynski dijo después que aunque había “algunas conversaciones (con EE.UU.) sobre equipos (militares) ligeros”, esa “no es la prioridad” de su Gobierno.

El líder peruano agregó que no había pedido más ayuda a Trump, aunque daría la bienvenida “asistencia técnica en la diversificación económica y agrícola” para el desarrollo “en zonas muy pobres”.

En cuanto a la retirada de EE.UU. del acuerdo comercial TPP, Kuczynski aseguró que habló con Trump de “la posibilidad de explorar otras opciones” de comercio entre la región durante la Cumbre de las Américas que se celebrará en 2018.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.