COMPARTE

Lo que está sucediendo en Venezuela, desde el aspecto económico hasta la crítica situación que se ha creado a raiz de la sentencia dictada…y luego retractada por el T.S.J. inhabilitando la Asamblea Nacional y luego pretendiendo substituirla en el ejercicio de sus funciones, me hace pensar que estamos presenciando la “agonía del régimen chavista”. Cuidado, porque esto no significa que la muerte del chavismo se encuentre a la vuelta de la esquina. De ninguna manera! Simplemente eso significa que su estado de salud es sumamente precario y que esos abusos y esos atropellos perpetrados ultimamente, han creado un conflicto interno tan grave cuyas consecuencias son imprevisibles.

En otras palabras, la impresión que percibo “desde Italia” es que la crisis que está viviendo Venezuela ha superado lo que, usando un lenguaje aeronáutico se llama “el punto de no retorno”, de manera que solamente quedan dos alternativas:

O el gobierno recapacita modificando radicalmente su política económica, así sea en contra de sus principios ideológicos o, en un intento descabellado e irracional para tratar de controlar esa implosión que se ha creado en el país, toma medidas excepcionales que, en este caso, serían la antesala de una dictadura. Para mi, ambas alternativas son muy complicadas. La primera porque eso implicaria un reconocimiento implícito de que lo hecho hasta ahora ha sido equivocado y eso, para un gobierno “revolucionario” es inaceptable, so pena de perder el apoyo de sus partidarios. La segunda alternativa, en cambio, la que yo llamo “descabellada e irracional”, me parece imposible de realizar porque en Venezuela ya no están dadas las condiciones para eso, a pesar de la masiva presencia de “revolucionarios” provenientes de la “hermana” república  seudo democrática de Cuba”. Intentar hacerlo podría provocar una reaccción con  consecuencias imprevisibles.

A tal propósito y en sintonía con lo que estoy diciendo, quiero citar dos casos que, a mi manera de ver confirman la veracidad de lo que estoy diciendo. El primero se refiere a las declaraciones del presidente Maduro cuando dijo que “el no sabía nada”. ¿Es posible que el presidente de la República no sepa que el T.S.J. va a dictar unas sentencias  que inhabilitan la Asamblea nacional, que le quitan la inmunidad parlamentaria a sus miembros  y que permiten al mismo T.S.J. asumir funciones legislativas? A parte el hecho fundamental de que el T.S.J. no tiene facultad para tomar las decisiones que ha tomado, ¿quién se va a creer que el presidente no sabía nada? Y el segundo es el “silencio” de las FFAA las cuales, entre otras cosas, son garantes de la constitución. En otras situaciones hemos visto al General Padrino López, ministro de la defensa, pronunciarse y tomar una posición muy clara y precisa.  En este caso, frente a ese “intento  de golpe”  del T.S.J.  -con la sucesiva retractación todo quedó anulado- su silencio ha sido total pero…muy elocuente.

Es por eso que estoy firmemente convencido de que si en este país llegara a suceder algo excepcional,   –   Dios quiera que no  –   el comportamiento de las FFAA sería, de una forma clara y decidida, en respaldo al estado de derecho y en apoyo a la voluntad de la mayoria. El pasado 7 de diciembre de 2015, cuando el pueblo, de una forma unida y  mayoritaria votó por la Asamblea,  lo ha demostrado! Y eso, allá arriba, lo saben muy bien!

Desde Italia  –  Paolo Montanari Tigri




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.