(AFP)

La batalla para expulsar a Estado Islámico (EI) de Raqa entró en su fase final, anunciaron este domingo las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

Una fuente del Consejo Civil de Raqa desmintió informaciones de un portavoz de ese instancia, que esta mañana había indicado que los yihadistas extranjeros estaban autorizados a salir de la ciudad.

Raqa, bastión de la organización extremista sunita en Siria y símbolo de sus atrocidades, está controlada en un 90% por las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza de combatientes árabes y kurdos, respaldados por la coalición internacional liderada por Estados Unidos, que ingresaron a la ciudad en junio luego de meses de cruentos combates.

“Estamos ahora en la fase final de la batalla de Raqa”, dijo a la AFP Jihan Sheij Ahmed, la portavoz de las FDS.

Las FDS afirmaron en un comunicado que esta última etapa “pondrá fin” a la presencia de los combatientes yihadistas en la ciudad. “La batalla (…) continuará hasta que toda la ciudad haya sido limpiada de terroristas que se niegan a rendirse, incluidos los extranjeros”, agregó el comunicado.

El anuncio se produjo luego de que responsables locales afirmaran haber obtenido un acuerdo para permitir que yihadistas del EI salieran de la ciudad, pero seguía sin estar claro su número ni su destino.

Sin embargo, una fuente del Consejo Civil de Raqa desmintió la información.

“Para aclarar y ser precisos, los extranjeros de Daésh (acrónimo árabe de Estado Islámico) no pueden ser perdonados”, indicó en un comunicado el Consejo Civil de Raqa.

“Hasta ahora sólo se rindieron sirios, 275 en total, incluyendo a sus familiares”, agregó.

La coalición internacional antiEI bajo mando estadounidense anunció el sábado la salida de un “convoy” de Raqa, sin evocar la suerte de los yihadistas sirios. Pero, aseguró que los combatientes extranjeros estaban excluidos del acuerdo.

 ‘O combaten o se rinden’

El domingo, el portavoz de la coalición, el coronel Ryan Dillon, dijo que no podía confirmar ningún detalle sobre la partida de los combatientes del EI.

Reiteró no obstante la oposición de la coalición a la partida de los combatientes extranjeros, asegurando que esta posición fue formulada ante responsables locales.

“Estamos determinados a impedir que los combatientes extranjeros dejen la ciudad”, declaró a la AFP. “O se quedan y combaten, o se rinden sin condiciones”, subrayó.

“Lo último que queremos es que los combatientes extranjeros sean liberados para que puedan regresar a sus países de origen y causar más terror”, explicó.

“Se trata de una solución local”, estimó Dillon. “Aunque no estemos siempre de acuerdo con nuestros aliados, debemos respetar las soluciones a sus problemas”, añadió.

El acuerdo de evacuación tiene lugar en medio de la creciente inquietud por los 8.000 civiles aún atrapados en Raqa, de los cuales muchos serían utilizados como escudos humanos por los yihadistas.

Sin embargo, según la portavoz de las FDS, gran cantidad de los habitantes logró huir en los últimos días. “Quedan muy pocos, y llegan hasta nosotros apenas pueden”, declaró.

Las FDS iniciaron en noviembre de 2016 la ofensiva para retomar Raqa, capturada por el EI en 2014.

La caída de Raqa sería un nuevo revés para el EI, que perdió los últimos meses importantes sectores que había conquistado, en Siria como en Irak, en donde perdió Mosul, su gran bastión en ese país.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.