(AFP)

La cadena británica BBC pidió el martes a la Casa Blanca revisar las medidas de seguridad, luego de que uno de sus camarógrafos sufrió un ataque durante un mitin de Donald Trump.

El camarógrafo de la BBC Ron Skeans fue agredido el lunes en la noche por un simpatizante de Trump mientras gritaba consignas contra los medios, durante el mitin del presidente estadounidense en El Paso, Texas.

Skeans salió ileso y el hombre, que llevaba una gorra con la leyenda “Make America Great Again” (Hagamos a Estados Unidos grande de nuevo), fue apartado por un bloguero del sitio pro-Trump Frontline America que lo sacó del área ocupada por los medios de comunicación.

Paul Danahar, editor de la Oficina para Estados Unidos de la BBC, dijo en Twitter que le había pedido a Sarah Sanders, secretaria de prensa de la Casa Blanca, una “revisión completa de las medidas de seguridad después del ataque de esa noche”.

“El acceso al área de los medios no fue supervisado” dijo Danahar. “Nadie de las fuerzas de seguridad intervino antes, durante o después del ataque”.

Danahar rechazó un comunicado de la campaña de “Trump para Presidente”, que expresó su agradecimiento por “la rápida acción de los agentes de seguridad y las fuerzas de seguridad”.

“No hubo una rápida acción para prevenir o interrumpir el ataque por ninguna agencia de seguridad”, dijo el editor.

La Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca condenó el ataque.

“Nos sentimos aliviados de que está vez nadie resultó seriamente herido”, dijo el presidente de la asociación Olivier Knox.

“El presidente de Estados Unidos debería dejar absolutamente claro a sus simpatizantes que la violencia contra los reporteros es inaceptable”, añadió.

El corresponsal de la BBC en Washington Gary O’Donoghue, quien estaba cubriendo el evento de El Paso, dijo que su camarógrafo había sido empujado por el atacante no identificado, “después de que el presidente instigara repetidamente a la multitud por la supuesta parcialidad de los medios”.

Indicó que el hombre intentó romper la cámara de la BBC. “Afortunadamente Ron está bien”, dijo O’Donoghue.

Trump hizo una pausa cuando estaba hablando al notar la conmoción en la multitud y, apuntado hacia los medios, preguntó: “¿Están bien?, ¿está todo bien?”.

Después, el presidente retomó en su discurso sus ataques a la prensa refiriéndose a los “medios totalmente deshonestos”.

El mandatario ha repetido muchas veces que los medios son “enemigos de la gente” y frecuentemente descalifica los reportes que hacen sobre su gobierno diciendo que son “fake news” (noticias falsas).

El mes pasado en una entrevista, el editor de The New York Times A.G. Sulzberger urgió a Trump a bajar el tono de lo que llamó su retórica “potencialmente peligrosa” hacia la prensa. AFP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.