COMPARTE

No sólo es que actúan con la ceguera de quien se engaña a sí mismo pensando que lo está haciendo bien a pesar que el país se derrumba, sino que se muestran absolutamente incapaces de gobernar, generar confianza y lograr el apoyo popular que los revista de legitimidad.

Definitivamente el Gobierno de Maduro es malo. Malo para atender los problemas de la economía.  Malo para solucionar los urgentes problemas que afectan a las mayorías.  Malos para entender que su tiempo ya pasó y que les toca entregar para que otros asuman la recuperación del país. Malos para entender que son malos.  Malos para todo.

Son un gobierno tan malo, que se empeñan en echar gasolina al fuego de la inflación al incrementar por tercera vez en el año el salario mínimo y el bono de alimentación, cuando con eso se generan nuevos aumentos de precios y una mayor pérdida de la capacidad de compra del pueblo.

Insisten en achacar a otros la culpabilidad de las distorsiones de la economía,  cuando el origen de toda esta locura está en un modelo que acabó con la producción nacional y privilegió la corrupción que emerge de la economía de puertos. Ya el argumento de la guerra económica es inútil e incomprensible.Mientras escasean los alimentos y las medicinas, abunda el dinero en las cuentas de las sanguijuelas.

Y son tan malos que ahora pretenden engañar al pueblo, alegando que con la Constituyente van a resolver los problemas y controlar la inflación.  Esa es una jugada 100% política que sólo busca que ellos se sostengan en el poder a pesar del rechazo de las mayorías. No les importa el sufrimiento de los venezolanos. Sólo les importa la riqueza y los privilegios que el poder otorga.

La escasez no se resuelve con la Constituyente.  La inflación no de atiende con la Constituyente.  La caída de la producción nacional no se revierte con la Constituyente.  El hambre no se solventa con la Constituyente. La inseguridad no se soluciona con la Constituyente. Con la Constituyente tampoco le darán comida sana a quienes hoy se alimentan de la basura.

La Constituyente solo resuelve los problemas de un grupo de mentirosos que están fuera de la realidad. Son malos hasta para aceptar que el país les quedó muy grande.  El pueblo los rechaza por malos gobernantes.La mayoría sabe que son malos y se tienen que ir. El cambio es irreversible.Venezuela merece buenos gobernantes.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.