En España los niños no pueden salir de casa por las medidas tomadas ante el COVID-19 (Foto Cortesía)

Los españoles critican cada vez más el severo confinamiento de sus niños, los únicos en Europa sin poder salir a la calle por la pandemia, pero el gobierno se mantiene en su negativa.

Me parece una pesadilla tener a los niños en casa y que no puedan salir a correr, afirma Antonia, una profesora que prefiere no dar su apellido.

Ella se encarga de cuidar a sus cuatro hijas de 3 a 8 años en un apartamento sin balcón en Madrid mientras su marido trabaja en un hospital.

Cada vez que veo un perro paseando, se me llevan todos los demonios, añade la mujer, recordando que pasear al perro es una de las razones por las que un adulto puede salir solo a la calle.

Desde el 14 de marzo, España instauró uno de los confinamientos más estrictos de Europa que debe alargarse hasta el 25 de abril. Y, a diferencia de otros países del entorno, los niños no pueden salir, ni siquiera para dar una vuelta rápida alrededor del domicilio con sus padres.

Ingeniera de 47 años, Inmaculada Paredes reconoce tener “problemas para dormir” porque su hijo de siete años “llora más fácilmente”.

“Álvaro nos dice: lo encuentro injusto, los mayores podéis salir y nosotros, los niños, no. ¡Y tiene razón!”, dice esta madre de dos niños.

Sacrificio

Hay unos colectivos que sabemos que están haciendo un sacrificio muy importante, por ejemplo, los niños, admitió el martes el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Aunque le han preguntado en numerosas ocasiones sobre esta excepción española, el ministro sigue rechazando cualquier relajamiento de medidas antes del 26 de abril.

Criticado hace dos años por comprar un chalet con piscina, el vicepresidente del gobierno y líder del partido de izquierda radical Podemos, Pablo Iglesias, reconoció el miércoles tener la “suerte” de poder sacar a sus hijos al “jardín”.

Pero “soy consciente de que millones de familias en este país están teniendo a los niños en pisos de 40, de 50, de 60 metros” cuadrados, reconoció.

El debate se agranda y varias asociaciones, expertos y políticos regionales pidieron al gobierno autorizar salidas limitadas para los menores.

Es una de las poblaciones más vulnerables durante este confinamiento prolongado que ya tiene consecuencias sobre su salud física y psicológica, denuncia Andrés Conde, responsable en España de la oenegé Save The Children.

Desde su entidad proponen autorizar una salida cotidiana de una hora en un radio de un kilómetro, como hacen en Francia y Bélgica.

El gobierno pidió a la asociación nacional de pediatras estudiar bajo qué condiciones pueden salir los niños pero “mientras la autoridad sanitaria mantenga el confinamiento, la población infantil y juvenil debe cumplirla igual que el resto de ciudadanos”, indicó la presidenta de este organismo, María José Mellado.

Los niños, sin embargo, no pueden salir de sus casas, mientras que los adultos pueden comprar comida o medicamentos, ir a trabajar o tirar la basura.

Hay pequeñas salvedades, como en los hijos de familias monoparentales, que pueden acompañar a su progenitor para estas actividades si no tienen nadie que los cuide en casa.

Riesgo de ansiedad y obesidad

Psicólogos y nutricionistas denuncian el riesgo de ansiedad, déficit de atención y obesidad acentuadas por el sedentarismo impuesto a los niños.

Poca actividad física y una situación atípica puede llevar a convertir la comida como vía de escape, advierte la profesora de nutrición de la Universidad Oberta de Cataluña, Noemi Cuenca.

Esperando el final del túnel, autoridades y asociaciones elaboran “guías de convivencia” y buenas prácticas para preservar la salud de las familias.

Sería deseable para todo el mundo, desde el punto de vista físico y psicológico, que nos dejaran pasear como en otros países de Europa, estima Inmaculada Paredes.

En Italia, con todavía más muertes que España, los niños pueden salir acompañados por uno de sus progenitores.

Más allá del confinamiento, el gran interrogante para las familias españoles es la reapertura de escuelas. Todavía no hay fecha fijada mientras en Dinamarca lo hicieron este miércoles y Francia prevé hacerlo en mayo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.