Unidad Educativa República del Perú.(Foto Andres Galindo)
COMPARTE

Fue una jornada electoral atípica en Valencia, solo un color salió a la calle a ejercer su derecho al voto para la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, la misma que se convirtió en el centro de la discordia entre oficialismo y oposición durante los últimos meses. En la capital carabobeña los contrastes en la participación fueron notables.

En la Parroquia Urbana de La Candelaria, al llegar al centro de votación de la Unidad Educativa República del Perú lo primero que se oyó fue a un señor de gorra roja con el recuerdo de Hugo Chávez y su icónico “Corazón del Pueblo” decir: “qué desorganización tan increíble” con el rostro visiblemente desencajado luego de no haber podido votar.

En ese punto coinciden otros tres centros electorales de contingencia pertenecientes a la Unidad Educativa Carabobo de la Parroquia San José, además de las instituciones Sagrado Corazón y Pedro Castillo. Un total de 29 mesas fueron instaladas en un lugar donde normalmente hay seis. Allí los pasillos a eso de las 9:30 a.m. lucían casi desiertos, con mayor presencia de uniformados del Plan República que electores.

Pasillos de la U.E. República del Perú durante la jornada electoral/ Foto: Andrés Galindo

A pocos metros del centro nucleado estaba el “Monseñor Bellera”, también habilitado para la jornada, aunque con un panorama similar. Un inmenso pedazo de concreto con el aviso de “No Pare” era el objeto que delimitaba los 500 metros a la redonda, un motorizado se acercó al carro que trasladaba al equipo reporteril y comenzó a grabar cada movimiento, un grito de “¡Prensa!” le hizo bajar la guardia, un “ah, ok” seguido de una rápida llamada telefónica culminó el breve episodio.

En la “Juan Antonio Michelena” el ambiente no fue distinto. Seis mesas dispuestas y ninguna con personas en cola se apreciaba, allí la GNB fue más cerrada, no hubo acceso al centro pero sí una advertencia al fotógrafo que intentaba tomar gráficas de la fachada: “Quítale el sonido a la cámara si no quieres que me dé cuenta de lo que estás haciendo” dijo en un tono sin destellos agresivos pero sí con mucha claridad.

Al pasar por el Liceo Bolivariano “Alejo Zuloaga” el contexto cambió. Cientos de personas esperaban en las afueras para elegir a sus constituyentistas. Al consultarle a una señora de no más de 50 años si estaba enterada de cómo era el proceso para sufragar en esta ocasión tan singular respondió “no entiendo muy bien todavía como es este asunto, pero voy con mi hija, ella me va a acompañar“. El teniente encargado de supervisar el ingreso al centro se mostró reacio a la petición de información sobre el transcurso de la jornada “ya aquí se atendió a la prensa hace 20 minutos, yo no puedo decir nada, llegaste tarde” dijo justo antes de ordenarle a un votante que pasara lo más rápido posible con poca cordialidad “muévete chamo, apúrate“.

Colas para votar en el “Alejo Zuloaga” (Foto Andres Galindo)

Poco después de la hora que marcó el mediodía de la jornada del 30 de julio,en la Unidad Educativa José Antonio Paéz de El Socorro, la coordinadora Mayra Zapata ofreció cifras. Dos mil 184 votantes al momento, de un total de tres mil 983 en el universo electoral. Por mucho el centro con mayor participación de la zona con cinco mesas habilitadas, una de ellas en plan de contigencia con la Escuela Básica Sorocaima.

Al salir un señor se quejaba en la puerta de la institución, preguntó a un efectivo del Plan República si podía ejercer su derecho sin el carnet de la patria y la respuesta fue negativa. “¿Y es que acaso esa será la nueva cédula en este país?” dudó en voz alta.

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.