(Twitter)

El Gobierno y la oposición en España están enfrentados a causa de la crisis venezolana, pues el Ejecutivo socialista que preside Pedro Sánchez acusa a conservadores y liberales de “oportunistas” y éstos, a su vez, le reprochan la tardanza en reconocer Juan Guaidó, que se autoproclamó presidente del país suramericano.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, criticó este lunes la actitud “cuanto menos oportunista” del Partido Popular (PP, centroderecha) y Ciudadanos (liberales) al usar la situación de Venezuela para criticar al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez.

El gobernante español dijo el sábado que si el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, no convoca elecciones libres en un plazo de ocho días, su país reconocerá la presidencia interina de Guaidó, en una advertencia similar a las que ya han hecho Francia, Alemania y Reino Unido, y la Unión Europea (UE).

Guaidó, presidente de la opositora Asamblea Nacional venezolana, se proclamó presidente interino del país el miércoles pasado, y fue reconocido casi de inmediato como tal por Estados Unidos, Brasil y Colombia, entre otros países.

En declaraciones a la prensa, Robles dijo que el Gobierno español apuesta por unos comicios para que los venezolanos se puedan pronunciar de manera democrática, y añadió que esa posición es la que España defiende en la Unión Europea.

Le replicó en rueda de prensa el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que “nadie se convierte en ocho días de tirano en un demócrata. Maduro tampoco”, mientras que el el líder del PP (principal partido opositor), Pablo Casado, se preguntó también para qué Sánchez da ocho días a Maduro.

En el Parlamento español, el diputado del gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Patxi López, acusó hoy al PP de no pretender una solución para la crisis venezolana, sino solo usar ese conflicto para “ganar votos”, algo que consideró una “absoluta falta” de sentido de Estado por parte de los conservadores.

El Gobierno quiere “evitar la violencia” en Venezuela y propiciar una salida democrática por medio de la negociación y el diálogo, argumentó López, quien recordó que el ministro de Exteriores, Josep Borrell, ha pedido comparecer en el Congreso para hablar de este asunto.

Por el contrario, el diputado conservador José Ramón García Hernández urgió a que Borrell aclare ya “por qué (los socialistas españoles) dan oxígeno a Maduro y a su régimen”, que denominó “dictadura con todas las letras”.

La diputada de Ciudadanos Melisa Rodríguez apoyó la petición de comparecencia del ministro para que explique por qué España está “abandonando a un pueblo hermano” como el venezolano.

Según el diputado de Unidos Podemos (izquierda) Pablo Bustinduy, la única salida pasa “por el diálogo y negociación”.

Dijo que no puede llamarse demócrata quien apoye “un golpe militar, una intervención extranjera o una guerra en Venezuela”, pues esto en su opinión es a lo que aboca el reconocimiento de Guaidó.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.