Qué si puedo comer esto o aquello, si doy lactancia, pues claro que sí. ¿Quién dijo que si como granos, mi bebé tomará leche con granos?

Lo que como pasa por todo el sistema gastrointestinal, y pasa luego a sangre y de un ultra filtrado de ella se convierte en leche (sangre blanca), entonces coman sin miedo que a sus bebes no les va a pasar nada. El tema está en esta temporada de fiestas, porque a la madre no le dejan comer el plato navideño y claro que si puede, es sin lugar a dudas el peor de todos los mitos en bebés, porque de paso hasta algunos médicos creen en él.

Durante la lactancia no se debe hacer dieta restrictiva para favorecer la disminución de peso,  pero es un buen momento para establecer buenos hábitos de alimentación, si todavía no están bien implantados.

Parte de los kilos ganados en el embarazo son una reserva natural de calorías para llevar a cabo una correcta lactancia, que garantice un correcto estado de salud para el pequeño y la madre. Lo normal es que vayan bajando de forma gradual y natural durante los primeros meses después del parto.

Por lo tanto, la alimentación no debe ir enfocada a bajar de peso, sino en garantizar un correcto estado de salud para ambos. Se debe seguir una alimentación variada donde estén presentes todos los grupos de alimentos para garantizar un aporte adecuado de todos los nutrientes, que, incluso en algunos casos se ven incrementados en esta etapa como el calcio o el hierro.

Para controlar la ansiedad es fundamental realizar cinco o seis comidas al día bien estructuradas y organizadas.

  • Cuando digo que se puede comer de todo dando teta, es TODO, y me refiero a granos, cítricos, coles, pescado y demás. .
  • Siempre se recomienda que los lácteos se consuman con respeto ya que 10% de los niños son intolerantes a la lactosa. Por eso yo les digo prueben y evalúen si hay intolerancia (tema de otro post) porque la mayoría no lo hace.
  • Cuando una madre come la digestión de alimentos pasa por boca, esófago, estomago, intestino delgado y grueso, hígado y luego de todos esos filtros pasa a sangre, que por un mecanismo de filtrado en la mama se convierte en leche (de allí lo de sangre blanca).

Así que COMAN y no crean en mitos que si algo sufre las madres en lactancia, es de hambre voraz.

Licores y lactancia

Es una pregunta recurrente en diciembre, no una vez sino muchas veces, la respuesta de cualquier abuela es un rotundo NO. Pero la verdad es que si se puede con cierta moderación, posterior a la toma de lactancia se puede beber un trago y esperar un tiempo prudencial de dos horas para que nuestro cuerpo lo procese, si es un licor de bajo nivel alcohólico como vino, sangría, cerveza o un coctel se puede un segundo trago, si es un whisky, caña clara, vodka, etc se recomienda uno solo.

Café y lactancia

Es una de las cosas que nosotros los pediatras tendemos a retirar, pero la verdad con moderación no es necesario, al igual que el té son compatibles con la lactancia materna. Se habla de un máximo o tope de 5 tazas, así que para superar eso hay que ser una verdadera  adicta al café, después de una sobredosis si se asocia irritabilidad, insomnio y cólicos en el bebé. La cosa esta en que no se les quede frío en tantas labores maternas, yo particularmente prefiero el té con leche.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.