COMPARTE

 

Quienes gobiernan entienden la enseñanza como una herramienta de propaganda. Su último fin es servir al socialismo. Por eso es preocupante lo que sucedió el 2 de enero: se publicaron en Gaceta Oficial las resoluciones 0142 y 0143 para la transformación del currículo escolar. Preocupada, Paola Bautista de Alemán criticó algo que debe llamar la atención de toda la población: la educación está bajo ataque. “Estamos obligados a emprender acciones que detengan esta nueva arremetida”, dijo la directora de la fundación Juan Germán Roscio.

“Se trata de la institucionalización del adoctrinamiento en todas las aulas del país”

Los cambios que se pretenden imponer son graves, analizó la activista en un artículo de opinión difundido este lunes. El “Plan de la Patria”, proyecto de Gobierno de Hugo Chávez, es tomado en cuenta como el pilar de la transformación educativa. “Se trata de la institucionalización del adoctrinamiento en todas las aulas del país”.

La propuesta es inaceptable por violar los principios constitucionales del deber de la educación en la familia. También violenta el artículo 102, que consagra la libertad de educación. A juicio de Alemán, es una propuesta inaceptable. Todo cambio curricular debe respetar la Constitución.

En el currículo se propone la fusión de materias en áreas del conocimiento sin que los docentes hayan sido correctamente formados. No hubo reconstrucción de programas de estudio y tampoco se adecuó la infraestructura escolar. “Este currículo es una improvisación que revela el profundo desprecio que tiene el Gobierno por la educación de calidad”.

Nunca se consultó. Eso hace que las resoluciones carezcan de admisibilidad. El derecho a la participación popular fue menoscabado. Es un instrumento aprobado con la mera tozudez ideológica del Ejecutivo. Sus resultados son previsibles: sin ciudadanos libres solo se espera más pobreza y desigualdad. “Es un camino de injusticia social que golpeará el futuro de la familia”.

La vicepresidenta de la red Forma advirtió al ministro de Educación, Elías Jaua, que está equivocado si cree que la familia venezolana callará ante este nuevo atropello. “No permaneceremos en silencio mientras se secuestra la conciencia de nuestros hijos. No tenemos miedo”.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.