Jugadores del Liverpool celebrando un tanto de su equipo. / Foto: @LFC

Luego de que el pasado jueves la derrota del Manchester City oficializara la consecución de la Premier League por parte del Liverpool, la euforia sigue instalada en Anfield.

A pesar de no poder ingresar a los partidos, debido a la pandemia del COVID-19, la afición de los ‘Reds’ ha hecho presencia en las afueras del mítico estadio para celebrar el título. Incluso, el club tuvo que pedir a sus seguidores que no se congregaran en los alrededores del recinto para evitar la propagación del virus.

Sin embargo, la euforia de los hinchas tiene sus razones, más allá de conseguir el título de campeón de Inglaterra. El conjunto ‘Red’ ganó su última liga inglesa en la temporada 89-90, dos años antes del cambio de formato y el inicio de la Premier League. Por esta razón, los aficionados llevaban 30 años, más de 11.000 días esperando para volver a ver a su equipo ser los ‘reyes de Inglaterra’. Lo consiguieron esta temporada, además, conquistando su primera Premier League.

Fueron tres décadas en las que pasaron grandes jugadores como Steven Gerrard, Fernando Torres, Xabi Alonso, Luis Suárez, Sterling, entre otros, que intentaron sin éxito llevar al Liverpool a ser campeones de Inglaterra.

La llegada de Klopp lo cambió todo

Fue Jürgen Klopp, que el 8 de octubre de 2015 llegó a Anfield procedente del Borussia Dortmund, quien cambió la historia reciente del club conformando un equipo ganador. Mané, Salah, Alisson o Van Dijk, jugadores que fueron puestos en duda por sus altos precios, se unieron a futbolistas como Firmino o Henderson para formar, con Klopp a los mandos, uno de los mejores equipos del fútbol actual.

Los inicios no fueron fáciles para el técnico alemán, que en su primera temporada quedó en el octavo puesto de la Premier. Las dos campañas siguientes, la 2016-2017 y la 2017-2018, posicionó a su equipo en la cuarta posición para, al año siguiente, pelear con el City por un título que estuvieron a punto de conseguir, con 97 puntos al final de la temporada, sólo uno menos que los de Pep Guardiola.

Además, perdió las finales de la Europa League en 2016 y la de Champions League en 2018, ante el Sevilla y el Real Madrid respectivamente. El equipo ya volvía a competir con los mejores de Europa, pero faltaba la guinda del pastel.

Esta llegó la temporada pasada, cuando consiguieron levantar la UEFA Champions League ante el Tottenham en el Wanda Metropolitano, siendo el primer título de la era Klopp en los ‘Reds’.

Campeones de una Premier que ya es histórica

El Liverpool ya es campeón de Inglaterra… con siete partidos por delante. El equipo de Klopp dominó de principio a fin con un balance de 28 victorias, dos empates y una derrota en 31 partidos jugados.

De ganar los siete encuentros que les quedan, llegarían a la increíble cifra de 107 puntos, que se convertiría en el récord histórico de la competición (actualmente, el récord lo tiene el City de Pep Guardiola, que llegó a los 100 puntos en la temporada 2017-2018).

El único pero, y posiblemente la espinita con la que se quedarán los jugadores y el entrenador germano, será no haber conseguido el invicto, lo que les habría convertido en el segundo equipo en la historia de la Premier en lograrlo, luego del Arsenal de “los invencibles”, que lo consiguió en la 2003-2004. Sin embargo, pase lo que pase en estas siete jornadas que quedan, el equipo de Klopp ya ha hecho historia consiguiendo la ansiada corona.

La defensa, la base de este Liverpool

Los equipos de Klopp se caracterizan por su rápido fútbol de ataque, en el que los contragolpes y el fútbol directo se convierten en un arma letal para las defensas rivales. Sin embargo, este Liverpool también destaca en el apartado defensivo.

Los ‘Reds’ son, junto al Real Madrid en la Liga Santander, el equipo que tiene un menor promedio de goles encajados por partido, con 0,67. Asimismo, la figura de Van Dijk, segundo defensa más caro de la historia, junto a Joe Gómez en el centro de la zaga, unidos a los laterales Alexander Arnold y Robertson, forman una de las defensas más completas del fútbol europeo.

No obstante, la fortaleza defensiva de este equipo, más que nombres propios, es el trabajo colectivo que realizan los 11 jugadores presionando muy arriba a los equipos rivales y luchando cada balón como si fuera el último. Mérito de un Klopp que, cuando llegó a Anfield, afirmó que quería crear su propia historia en Liverpool y, a día de hoy, parece que lo está consiguiendo.

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.