COMPARTE

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-

 

“Ya nadie es inocente, todos somos culpables de cómo está este mundo en política, socialmente, en economía y en la ecología”… J.V.-

-o-o-o-o-o-o-

Hoy es Día del Correo. ¿Enviaste nombre, apellido y desde donde escribes; tu tema no ha sido tratado recientemente, y escribiste de manera que se entienda?.

Mario J. Aldama M. de Los Mochis, pregunta…: “¿Puede reseñar cómo y por qué fue el choque de Pete Rose con Ray Fosse? Porque en su columna anterior no revela los pormenores”.

Amigo Mayo…: Cierto, sólo mencioné de paso el hecho, porque trataba entonces de otro tema. Ocurrió el cuatro de julio de 1970, cuando se celebraba El Juego de Estrellas en Riverfront Stadium, de Cincinnati. La pizarra llegó empatada al décimo segundo inning, cuando lanzaba Clyde Wright por la Americana, quien había retirado cinco bateadores en fila y tenía esa entrada en dos outs. Pero Pete Rose, quien no había estado en la alineación inicial, y cargaba dos strikeouts en sus dos turnos anteriores, apareció con el bate para conectar línea de hit al centro; Billy Grabarkewitz sonó incogible al leftfield, lo que puso a Pete Rose en segunda con la carrera ganadora. Jim Hickman continuó la racha con hit al centro, y Pete se desprendió hacia home, lo que parecía un suicidio. Fosse lo esperaba con la pelota dentro de la mascota y asegurada con la mano derecha, pero el hombre, con toda la fuerza que traía en su carrera y con el brazo izquierdo y el hombro por delante, se lanzó, no en slide, sino directo a chocar contra las manos y el pecho del catcher, quien cayó dando vueltas, y soltó la pelota. ¡Safe!. Ganó la Nacional 5-4… Fose, de 23 años, era considerado entonces tan buen joven receptor como Johnny Bench. Pero después de ese incidente, ya no fue más promesa. Muy pronto los Indios lo cambiaron a los Atléticos, y pudo jugar hasta 1979, pero jamás tuvo las facultades de antes de aquella noche.

 

Richard A. Carrizo M. de Caja Seca, Zulia, amigo e historiador incansable y profundo, pregunta…: “¿Por qué no se ha inmortalizado en el Salon de la Fama del Beisbol de Venezuela ni en el Salón de la Fama del Beisbol del Caribe a Carlos (Terremoto) Ascanio, si fue nuestro único pelotero en las Ligas Negras?”.

Amigo Chardo…: En cuanto al Salón venezolano, los electores lo han considerado, hasta ahora, sin los méritos suficientes… El Salón del Caribe creo es para quienes han participado con lucimiento en las Series del Caribe.

 

Lucila Peñaranda, de Puerto Cabello, pregunta…: “¿Por qué Ud. habla de cómo Pablo Sandoval ha rebajado por sus entrenamientos, si eso es mentira? La verdad es que lo han operado dos veces para sacarle la grasa del abdomen”.

Amiga Chila…: Ignoraba eso.

-o-o-o-

NOTA.- Puedes leer todo el archivo reciente de “Juan Vené en la Pelota”, si entras en internet a “el deporte vuelve a unirnos”.

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

 

[email protected]
@juanvene5

COMPARTE
Juan Vené
Reportero en junio de 1947, Después, 1949-´53, estudió periodismo y se graduó, en la Escuela Miguel Márquez Sterling, de la Universidad de Habana, ha trabajado en todas las fuentes del periodismo y en todos los medios posibles, además de escribir y ver publicados 19 libros, desde octubre de 1960 se dedica especialmente al béisbol de Grandes Ligas.
Artículo anteriorEl Vaticano y el diálogo
Artículo siguienteSalud mental del venezolano… ¿hacia el colapso?



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.