Los porcentajes de la última encuesta de coyuntura son alarmantes para el gremio de las
artes gráficas. La disminución del volumen de producción, los elevados costos para la
reposición de inventarios y el quebranto en las importaciones, son las causas de la afectación de la industria.

Desde el año 2016 hasta la fecha se mantiene la paralización transitoria de líneas de
producción. aseguró Blanca González,  directora ejecutiva de la Asociación de Industriales de las Artes Gráficas de Venezuela (AIAG). “El cierre temporal de algunas empresas o cambios en su jornada de trabajo incrementan la crisis del sector”.

La renuncia del personal por migración es un fenómeno que perjudica a las empresas. “Sin cambio en las políticas económicas, no vamos a mejorar. No hay productos en los anaqueles, no hay producción. La industria de las artes gráficas siempre se había caracterizado por ser uno de los sectores con mayor capacidad y actividad, ya que forma parte del proceso para la venta de productos de la canasta básica, que hoy no se ven en los
comercios”.
Al ser parte de la cadena productiva como proveedor en las áreas de impresión de
etiquetas, empaques, cajas y estuches para la industria de alimentos y medicinas, en franco declive, nuestros volúmenes de producción también han caído dramáticamente, sentenció González. “Muestra de ello son los resultados de nuestra última encuesta de coyuntura que evidencia que las empresas afiliadas a la Asociación de Industriales de Artes Gráficas (AIAG), no escapan a la crisis que está arrastrando a todo el sector industrial”.

Los niveles de producción más bajos de la historia
A menos del 10 % de su capacidad instalada, la industria gráfica sigue tratando de operar,
según los resultados de la encuesta de coyuntura que midió el desempeño del sector en el
primer trimestre de este año, comparándolo con el mismo período del año 2017

Según estas mediciones, el porcentaje de volumen de producción disminuyó en un 60%, lo que indica que los niveles del sector siguen en declive. “Tenemos una industria en
números rojos”.

El 66% de las empresas encuestadas tiene materia prima para trabajar por un máximo de 60 días, motivado, debido al extremo aumento de los precios, que está por el orden del  1000%.

Según la encuesta, el 87% de las empresas están haciendo la poca reposición de
inventarios a través de compras locales a distribuidores con precios especulativos.
“Sin divisas, no hay importación. Los otorgamientos en lo que va de año vía el sistema de subastas DICOM , no cubren la demanda necesaria, son pírricos los montos asignados en caso de correr con esa suerte”,

Las sanciones hacia el Gobierno venezolano han enfrentado a las empresas a un proceso engorroso. En caso de ser adjudicados en la subasta, al momento de liquidar no se les permite la transferencia en dólares sino en euros, de lo contrario pierden el monto asignado.

El salario se desvanece

Los tres aumentos de salario mínimo integral decretados por el Ejecutivo  en lo que va de año se diluyen en horas. “La escasez de dinero en efectivo, los altos costos de los pocos productos que se encuentran de la canasta alimenticia y el tema del transporte impiden que el trabajador pueda cumplir efectivamente con su labor, lo que afecta la poca producción de las empresas. Repercuten en el desempeño del trabajador la crisis de electricidad, agua, telefonía e internet”

La renuncia del personal  por migración ha generado una disminución del 23% en la nómina, no solo de personal administrativo, sino también en los empleados de planta.

La directora ejecutiva de la AIAG atribuyó también a la acelerada y continua subida de los precios, que tiene a Venezuela sumergida en una hiperinflación, la crisis empresarial. “Ha originado la pérdida del valor real de nuestra moneda, ni permite levantar los niveles de producción en la industria”

Según González, mientras no exista un cambio en las políticas económicas en Venezuela, apoyo al empresario venezolano, fortalecimiento del parque industrial, las empresas seguirán teniendo los problemas y se verán obligadas a un cierre definitivo de operaciones.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.