Foto Heberlizeth González

En la casa de la familia Flores Castellanos ya no pueden más con el olor a cloaca. Las aguas negras han inundado todo el frente de su vivienda y como consecuencia han dejado de trabajar, se han enfermado y gastado mucho dinero en tratamientos. Y es que en La Isabelica casi todas las cañerías están colapsadas.

Ligia Flores tiene 52 años viviendo en esa urbanización popular de Valencia, pero en los últimos años ha visto como ha ido empeorando la situación por el desbordamiento de aguas servidas. Al punto, que debió cerrar su negocio porque las cloacas tomaron el frente del local en el bloque 17.

Uno de sus hijos desde hace meses tiene una erupción en la piel producto de la contaminación que hay en su casa a causa de las aguas negras. Cuenta que han tenido que gastar mucho dinero en tratamientos y en pagar a particulares para que intenten destapar las tuberías. Debido al fuerte olor, incluso, deben usar tapaboca dentro de la casa.

Sin embargo, hay quienes apuestan a las promesas del gobernador de Carabobo, Rafael Lacava. La jefa de comunidad de los bloques 11 al 17, Mireya Viloria, aseguró que el mandatario regional ya aprobó tuberías para el saneamiento de toda La Isabelica.

“Creemos en el compromiso del gobernador. En un video dijo que venían cosas buenas para La Isabelica y una de ellas es resolver el bote de aguas negras”, agregó Viloria. Además, destacó que las cloacas ya están saliendo por las pocetas de los apartamentos de planta baja y eso genera mayor contaminación y enfermedades.

Los vecinos piden también a las autoridades ayuden a ubicar en algún centro a un hombre de apenas 29 años que se encuentra en situación de calle en esa comunidad y que les afecta de alguna manera, pues en ocasiones anda desnudo y duerme cerca de un preescolar.

Los vecinos a diario le llevan comida, lo bañan y limpian una herida abierta que tiene en una pierna debido a una prótesis que está rechazando, pero piden a los entes gubernamentales puedan asistirle para que, además, no siga siendo víctima de la delincuencia en el zona.

“Los malandros por aquí abusan de él. Usan el lugar donde duerme como guarida para esconder las cosas que roban, le roban la ropa que le traemos y a veces hasta le dan droga”, cuenta una vecina, quien asegura que la situación de “Rafael” le afectada a toda la comunidad.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.