(Foto Dayrí Blanco)
COMPARTE

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

En una caja está parte de la muestra de la represión violenta contra un edificio en La Isabelica. Son cartuchos de lacrimógenas y perdigones disparados directamente a quienes solo protestaban en contra del Gobierno. El resultado de ese día fue un joven asesinado y 23 heridos. El impacto en los vecinos de esa comunidad es el miedo a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Eileen Hernández lo dice sin tapujo: “Ahora le tememos más a los guardias que a los malandros”. Ella tiene argumentos para asegurar eso. La tarde del 20 de julio, mientras se desarrollaba el paro cívico de 24 horas convocado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), uniformados de la GNB la amenazaron con destruir su apartamento si no le abría la puerta. Después de negarse reiteradamente, accedió. “Entraron y arrastraron por el piso a mi hija, a mi nuera la lanzaron por el aire, patearon mis muebles, sacaron a un muchacho que estaba de visita y lo golpearon y después le dieron un tiro de perdigón”.

(Foto Dayrí Blanco)

En sus manos tenía los dos cartuchos que detonaron dentro de su apartamento. Junto a ella, en las puertas de la Fiscalía, donde fueron a denunciar las agresiones de los funcionarios, estaba Carmen Brito. A ella se le veía nerviosa, muy afectada por lo sucedido. Su hijo de 23 años recibió 14 disparos de perdigón en sus piernas. Estaba manifestando desde temprano con otros amigos, incluyendo a Andrés Uzcátegui, el joven asesinado en el sector 5 de La Isabelica durante la violenta represión.

Ella recuerda todo en detalle. El 20 de julio dos funcionarios de la GNB entraron a su casa, ubicado en el bloque 23 y sacaron a su hijo a la fuerza. “Lo persiguieron por protestar, y está bien que lo haga porque es su derecho. Yo lamento tener más de 60 años y no 20 para también salir a la calle a manifestar”.

Ese día no solo hirieron a su hijo, los uniformados robaron tres celulares y 100 mil bolívares en efectivo que tenía en su residencia, luego de que uno se arrepintiera de dispararle tras apuntarle en el estómago a ella.

En La Isabelica se cuentan dos de las 10 personas que han sido asesinadas en Carabobo durante las manifestaciones que comenzaron en abril. Los vecinos aseguran que ya la vida en el lugar no es la misma. Saben que vivirán la represión de cerca cada vez que haya manifestaciones de calle en la urbanización más grande de Venezuela.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.