(Foto cortesía)
COMPARTE

“La La Land” celebra a Hollywood, y todo indica que Hollywood lo premiará: el tributo a la época de oro de los musicales estadounidenses es favorito en la ceremonia de los Óscar de este domingo.

La gala, que comenzará a las 17H30 locales (01H30 GMT del lunes), desvelará a lo largo de tres horas cuántas de las 14 nominaciones obtiene la cinta del joven director Damien Chazelle.

Pero también promete ser la tribuna propicia, con sus cerca de 40 millones de telespectadores en Estados Unidos, para hablar contra el presidente estadounidense Donald Trump y para intentar corregir la polémica racial que ensombreció las últimas dos ediciones.

La política de hecho debe estar presente desde el mismo comienzo de la gala  con el monólogo del anfitrión Jimmy Kimmel y luego en los discursos. El director iraní nominado Asghar Farhadi no asistirá a la gala en protesta a la polémica orden de Trump contra inmigrantes musulmanes.

El fin de semana del Óscar los directores nominados por mejor cinta en idioma no inglés condenaron el “clima de fanatismo y nacionalismo” en el país, una manifestación contra el presidente se realizó en Beverly Hills, y unas 10.000 personas se congregaron el domingo para una proyección de “El viajante” en Londres en apoyo a Farhadi.

– Diez para “La La Land” –
Entre las nominadas, la gran protagonista será “La La Land”, la película sobre los que sueñan ser descubiertos y saltar a la fama de la noche a la mañana, los que no se detienen por una, dos o cien audiciones fracasadas, y mucho menos abandonan sus objetivos por el amor.

“Brindo por los que sueñan… Tontos, como quizá parezcan”, canta Emma Stone en el personaje de Mia, quien trata de conseguir su primer gran papel en el cine mientras se enamora de Sebastian (Ryan Gosling), un pianista quebrado que sólo pensaba en abrir su club de jazz.

La magnífica coreografía en la escena inicial, de “tontos soñadores” esperando su gran oportunidad, bailando en una autopista congestionada de Los Ángeles, representa la historia de muchos en Hollywood.

Y según todos las apuestas, la Academia lo premiará.

Los pronósticos le dan 10 estatuillas, incluida mejor película, director, actriz, banda sonora y canción original. Sería una menos que el récord que comparten “Ben-Hur” (1959), “El señor de los anillos: El retorno del rey” (2003) y “Titanic”.

Stone, que ha dominado la temporada de premios, debe llevarse su primer Óscar desde que a los 14 años convenció a sus padres de abandonar la escuela y mudarse a California para convertirse en actriz. Toda una historia “La La Land”.

Perdió el Globo de Oro ante la francesa Isabelle Huppert, también nominada al Óscar y ganadora del premio Spirit al cine independiente y del César a mejor actuación femenina.

Con ellas compite Natalie Portman, que encarnó a la ex primera dama de Estados Unidos Jacqueline Kennedy en la biopic del chileno Pablo Larraín; y Meryl Streep, que amplió a 20 su récord de nominaciones por “Florence Foster Jenkins” y fue protagonista en los Globos por su afilado discurso contra Trump.

En las proyecciones a mejor actor Gosling está fuera. Y la carrera se decide entre Casey Affleck, ganador del Spirit, y Denzel Washington, que obtuvo el premio del sindicato de actores SAG.

El primero por su papel en el desgarrador drama “Manchester junto al mar”, en el que interpreta a un perturbado y solitario conserje, que debe enfrentar su trágico pasado al volver a su pueblo natal para cuidar a su sobrino tras la muerte de su hermano.

El segundo por “Fences”, de la que también es director. Washington, ganador de dos Óscar, interpreta a un hombre que intenta criar a su familia en la década de 1950 mientras se da cuenta del fracaso que fue su vida.

Es una apuesta difícil esta categoría.

– Unos Óscar menos blancos –
Junto a Washington, y tras la polémica de los #OscarsSoWhite (Óscar demasiado blancos) que llevó a llamados a boicot contra la Academia, fue nominada su coprotagonista Viola Davis, así como Octavia Spencer por “Talentos ocultos” y Ruth Negga por “Loving”.

Mahershala Ali y Naomi Harris buscan el galardón por su trabajo en “Moonlight”, la historia de un niño homosexual que se hace hombre entre las drogas y la pobreza de Miami.

El filme arrasó en todas las categorías en las que competía en los Spirit y en el Óscar tiene ocho nominaciones, incluida también la de mejor película y dirección.

“Manchester junto al mar” también busca la mejor película, junto a “La llegada”, “Un camino a casa”, “Talentos ocultos”, “Hell or High Water” y “Hasta el último hombre”, la cinta que simboliza el perdón de Hollywood a Mel Gibson, también nominado por dirección, tras sus polémicas declaraciones antisemitas hace una década.

En la exigua representación latina está el mexicano Rodrigo Prieto, por la fotografía de “Silencio”; el aclamado Lin-Manuel Miranda, por la canción de “Moana”; y el español Juanjo Giménez por su corto “Timecode”.

Salma Hayek presentará uno de los premios.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.