Para esa época residía mi familia en la calle Independencia, en la escuela Alejo Zuloaga. Recordemos que los directores vivían en las instituciones educativas.

De ahí, los alumnos salimos al desfile en la avenida Bolívar, que era de una sola calle para ese momento. Las autoridades se colocaban en la residencia del gobernador Arroyo Ludert, donde al compás de las bandas marciales del Don Bosco y La Salle, todas las escuelas públicas y privadas marchaban en homenaje a la ciudad capital, que arribaba a 400 años de fundada.

Toda Valencia estaba contagiada de una brillante alegría, nuestro centro irradiaba de esplendor. La Catedral parecía un crisol, el Centro de Amigos se vistió de las mejores galas para las festividades. El Ateneo desbordaba de sapiencia y cultura con sus exposiciones, la Casa de Los Andes, en Camoruco, preparada para la gran fiesta. El Círculo Militar con la tradicional fiesta doble Billo/Melódico, el Country Club, el Hípico, el Internacional y todos los centros de diversión de Valencia tenían ese toque mágico para el gran acontecimiento.

Se sentía principalmente ese calor humano de compartir, de que todo saliera bien en unión de todos para hacer de Valencia un sol.

Parafraseando al poeta de Valencia, Don José Rafael Pocaterra, la Valencia que le dio luz esplendorosa a Venezuela, con su frase oportuna, elocuente: “Valencia, tu pariste a Venezuela”

Esa es la historia menuda de esos días. Seguiremos contando los pormenores. Gracias por leer estas crónicas, por querer a Valencia, amables lectores

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.