La lipotransferencia o el uso de la grasa propia del cuerpo para corregir, a través de la cirugía plástica, defectos congénitos o adquiridos sin temor a que el organismo rechace el injerto, es una técnica más segura e igual de efectiva que la convencional, dijo a Efe una especialista.

La lipotransferencia “es una técnica muy efectiva en casos de reconstrucción de mama y anormalidades faciales, así como en aumento de alguna parte del cuerpo como glúteos o mamas”, explicó la cirujana plástica Verónica Zavala.

De acuerdo con datos de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS, por sus siglas en inglés), la demanda de las cirugías plásticas va en aumento.

Entre 2015 y 2016, según la ISAPS, el aumento fue en promedio del 30 % en 2015 y en 2016, y es Estados Unidos el país que encabeza el mayor número de cirugías con 4,2 millones de operaciones estéticas.

Sin embargo, a decir de Zavala, en muchas ocasiones la alta popularidad de estos procedimientos lleva a las personas a optar por acudir a médicos no certificados que ponen en riesgo la vida de las pacientes.

“Se debe crear consciencia. Muchas veces ponen polímeros, plásticos y lo que generan es una enfermedad por modelante que ocasiona una reacción inmune, la cual puede dañar muchos órganos y ocasionar la muerte, por eso la grasa es una buena alternativa”, dijo la experta.

De acuerdo con la Asociación Americana de Cirugía Plástica, en las últimas dos décadas la cirugía ha sido desplazada por una gran cantidad de soluciones y tratamientos mínimamente invasivos o inyectables y del 2000 al 2016 el incremento de este tipo de procedimientos fue del 180%.

Zavala explicó que la lipotransferencia empieza con una liposucción, se quita la grasa de alguna zona del cuerpo que tenga exceso y se puede transferir a otra parte del cuerpo.

“Se usa en cirugía estética para los glúteos, por ejemplo, o como relleno facial. En reconstrucción después de una mastectomía, mejora el grosor de la piel, lo cual facilita cuando se pone el implante”, detalló.

Este tipo de técnica debe ser realizada por un especialista certificado. Y se debe conocer bien cómo se realiza la liposucción y reconstrucción y cómo se maneja la grasa, deben ser cirujanos avalados que no pongan en riesgo la salud de los pacientes”, señaló.

Y aunque la lipotransferencia es una técnica segura, se debe tomar en cuenta los riesgos que, como en cualquier cirugía, representa.

Pero, advirtió la especialista, no todas las personas son candidatas a este tipo de procedimientos.

“Lo primero que se debe tomar en cuenta es la salud. El médico debe hacer una valoración preoperatoria, si tienen enfermedades como diabetes, hipertensión y si están controlados debe hacerse procedimiento, pero debe verse cada caso en específico”, finalizó. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.