Foto Referencial
COMPARTE

Adolfo Taylhardat, exembajador ante la ONU, dice que entre la membresía de la OEA están los países que están amarrados por un bozal de petróleo que son los que han evitado cualquier iniciativa para aplicar la carta democrática; y los otros que le tienen miedo a la lengua viperina de este señor (el Presidente Maduro) que es capaz de decir cualquier barbaridad contra cualquier dignatario”. Subrayó que no hubo “ni perdedores, ni ganadores”.

“La OEA no tiene voluntad propia, como tampoco la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sino los países miembros. En este caso, la alienación de los integrantes pareciera indicar que no se puede llegar más allá”.

Las expectativas sobre la posibilidad de acuerdos en relación al caso venezolano rodearon este martes al Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), pero luego de una intensa discusión que no llegó a nada, expertos concuerdan en que intereses particulares influyeron directamente en los resultados inconclusos del encuentro en el que sólo acordaron seguir evaluando las distintas opciones para el restablecimiento “de la normalidad democrática dentro del marco constitucional”.

Umberto Amado Cupello, director de la Escuela de Ciencias Políticas de la Universidad Rafael Urdaneta (URU), refirió que “si no hubo un acuerdo unánime es porque Venezuela tiene unos aliados que han dependido económica e ideológicamente de este país. Votaron según sus intereses”.

El especialista apuntó que nadie perdió, ni ganó, aunque destacó que el gobierno del presidente Nicolás Maduro salió en peores condiciones por la actitud del vicecanciller venezolano Samuel Moncada, quien acusó a varias naciones con temas fuera de agenda y en un tono inadecuado.

El académico afirma que si no hubo acuerdo es por la dependencia económica e ideológica de algunos países hacia el Estado venezolano

El especialista apuntó que nadie perdió, ni ganó, aunque destacó que el gobierno del presidente Nicolás Maduro salió en peores condiciones por la actitud del vicecanciller venezolano Samuel Moncada, quien acusó a varias naciones con temas fuera de agenda y en un tono inadecuado.

“Eso significa que todas las cosas que se dicen de Venezuela fueron ratificadas, por lo tanto quedó en evidencia que así como no respeta internacionalmente, tampoco lo hace nacionalmente. Fue una demostración de intolerancia. Por ese lado el gobierno salió muy mal parado”, subrayó.

La Verdad




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.