COMPARTE
Luigi Sánchez – @luigisancheztv
Taylor Swift ha muerto. Sí, la chica rubia y tierna del Country, la siempre glamourosa y bien intencionada niña es cosa del pasado. Abran paso a la estrella, a la todo poderosa y vengativa Swift. Podría parecer una exageración, pero no lo es. Tan es así que ella misma lo ha dejado claro en su más reciente sencillo “Look What You Made Me Do”. Si hay algo que define las canciones de la intérprete criada en Nashville es que casi siempre van dirigidas a alguien. Y esta vez no se trata de alguno de sus recientes exnovios, Calvin Harris o Tom Hiddleston.
Los protagonistas, en esta ocasión, son sus más públicos enemigos Kim Kardashian y Kanye West“La vieja Taylor no puede ponerse al teléfono ahora mismo ,¿Por qué?, Porque ella está muerta”. Más claro imposible.
La compositora de 27 años no da paso en falso. Desaparecer de la escena pública fue el primero. Jugar con las ansias de sus millones de swifties, desesperados por escuchar algo nuevo –no publicaba un álbum desde 2014-, y eliminar todo de sus redes sociales para luego colgar un extraño vídeo con una serpiente.

Una publicación compartida de Taylor Swift (@taylorswift) el

Nada es casualidad en el mundo hipercontrolado de la estrella del pop. Hacer que todos hablen de ella sin necesidad de decir ni una sola palabra es su habilidad y la mejor de sus armas. Así fue como erigió la antesala para el lanzamiento de su disco Reputation.

Una publicación compartida de Taylor Swift (@taylorswift) el

Y como buena celebridad del Siglo XXI a Taylor Swift solo le bastó un par un de segundos para que su primer single se convirtiera en objeto de análisis y artículos en las plataformas digitales. Publicado este jueves 24 de agosto, las redes sociales no cesan y se han dedicado a desgranar su letra, una que parece querer incendiar su ya mala relación con la reina del selfie y la televisión Kim Kardashian y su polémico marido Kanye West.
El tema, que cuenta con la colaboración de su amigo el músico, compositor y productor Jack Antonoff, lanza dardos como: “No me gustan tus pequeños juegos / No me gusta tu escenario inclinado, haciendo una clara alusión a la última gira de West en la que en una parte del show el escenario aéreo se inclinaba.

Resultado de imagen para escenario inclinado saint pablo tour

Y es que la mala relación entre Taylor Swift y el rapero ya lleva algunos años de historia. Todo comenzó cuando en 2009, el también diseñador interrumpió su discurso durante su intervención en los premios MTV Video Music Awards. Aunque en 2014 pareció que habían limado asperezas, la situación se volvió insostenible cuando el cantautor llamó a Swift “perra”, en la canción Famous y que más tarde en el vídeo West sacara una figura de ella en tamaño real desnuda junto a otros famosos.

Que la imagen de la serpiente haya sido la carátula de presentación del sencillo y una de las figuras que protagonizan el vídeo de Look What You Made Me Do tampoco es casualidad. Basta recordar que cuando la batalla con los West estaba en su punto más álgido la mediática pareja utilizaba un emoji de serpiente para referirse a la cantante. El acoso de los fans de West fue tal, que llenaron su cuenta de Instagram con el referido reptil, tanto así que la red social le facilitó una herramienta que le permitía bloquear y eliminar cualquier mensaje que tuviera contenido ofensivo.

Official #LWYMMDvideo world premiere. Sunday 8/27 at the @vmas.

Una publicación compartida de Taylor Swift (@taylorswift) el

Pero si de enemigos públicos se trata no se puede olvidar la rivalidad que hay entre Swift y la californiana Katy Perry. Aquí sin embargo, la riña tiene nombre y apellido: John Mayer. El cantante fue novio de Swift y mantuvo una relación con muchas idas y venidas con Perry, lo habría molestado a la exniña prodigio del country. Es más, Perry no se salvó de ser víctima de un hit de Swift. Los fans de ambas concuerdan en que la canción Bad Blood que arroja frases como: “nena, ahora tenemos mala sangre / ¿Por qué tuviste que hacer esto? / Pensé que podía confiar en ti / ¿Tuviste que arruinarlo? Ahora está todo oxidado ¿Por qué tenías que golpearme donde más me duele?”, está dedicada a la voz de “Roar”. Swift nunca lo ha admitido. Como puede que no admita que la frase: Locked me out and threw a feast /what? – Me encerró y se dio un festín ¿qué?”,en su nuevo sencillo sea una clara referencia al vídeo Bon Appétit, de Perry, en donde la exnovia de Orlando Bloom aparece lista para ser devorada.

En esta fría, y seguramente exitosa venganza, no se salva nadie. En respuesta a quienes la llaman hipócrita, mentirosa y manipuladoraTaylor Swift usa el sarcasmo para abofetear a sus más críticos desertores. No confío en nadie y nadie confía en mí / Seré la actriz que protagonice tus pesadillas”, repite una y otra vez a lo largo de Look What You Made Me Do.
Reputation saldrá a la venta el viernes 10 de noviembre, y este viernes lo presentará en el programa Good Morning America.
La niña buena del pop ha vuelto. Y prepárense que este es solo el comienzo de la que será la más dulce de sus revanchas. Miren lo que le han hecho hacer.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.