Carabobo
El Carabobo FC culminó su presentación en el Torneo Apertura de Venezuela/ Foto: Vicente Soto.
COMPARTE

Terminado el Torneo Clausura para el cuadro de Julio César Baldivieso, el Carabobo volvió a quedarse sin disputar una final. Pese a un comienzo de campeonato en medio de turbulencias y críticas, el plantel fue de menos a más y cerró como el equipo más regular de la tabla, pero faltó la estocada final.

Diciembre de 2016 fue la fecha de llegada del boliviano al conjunto. Su designación tenía objetivos claros: Ser campeón de Venezuela y lograr transcender en la Fase 2 de la Copa Libertadores. El acceso al torneo de clubes más importante del continente fue logrado gracias a ser líderes de la tabla acumulada de la mano de Juan Domingo Tolisano.

Con Tolisano el equipo mostró un gran performance en el Torneo Clausura de 2016, que los llevó a ser punteros de la tabla, donde luego cayeron sorpresivamente eliminados en el primer encuentro de la ronda de playoffs ante el Zulia.

Para pelear por las metas puestas, la institución contrató jugadores de recorrido, como el meta Edixson González quien venía de ser campeón con el Zulia y Johan Moreno proveniente de Deportes Antogasta de Chile. Además de Tommy Tobar, delantero colombiano con experiencia que arribó al club comenzado el andar por la liga.

Conocidos los logros de Tolisano, los mejores en la historia de la institución, la primera puesta en escena oficial de Baldivieso se presentó el 31 de enero de 2017. Junior de Barranquilla fue el rival, el Misael Delgado el lugar y la Libertadores el escenario. En su primer intento –pese a exhibir superioridad- cayó 1-0 ante un cuadro cafetero que mostrando una mejor versión distante al dominio, recurrió a la experiencia para vencer al Carabobo.

Una semana después, viajaron a Cartagena para el choque de vuelta. En suelo colombiano, el rival superó en todo sentido al Carabobo y lo goleó 3-0, además desnudó cada una de sus  falencias. Las formas de la eliminación en el certamen y la presentación cargada de errores en territorio visitante, empezaron a crear inquietudes tanto en la directiva como en el fanático.

Comienzo local

El objetivo de ser campeones permanecía, y estaba claro desde los jugadores hasta el cuerpo técnico, con ese propósito el estreno en competición doméstica llegó el 13 de febrero, Portuguesa era el rival de turno. Carabobo no encontró las formas para descifrar al modesto rival y el debut local concluyó con empate a cero en Valencia.

Siguiente jornada, viaje a Puerto La Cruz para visitar al Deportivo Anzoátegui y –de nuevo- el resultado fue idéntico, igualdad a cero. Un conjunto  protagonista en Venezuela durante el último lustro parecía apartarse del rumbo que los había llevado a pelear con equipos como Caracas FC, Deportivo Táchira y Zamora FC, se mostraba incómodo, las alineaciones cambiaban y seguía sin hallarse el tino. Como objeto de alarma, no conocían el gol en cuatro choques oficiales, siendo líderes en esa estadística el torneo anterior con 37 dianas.

Bajo un ambiente de molestia y cánticos hacia el estratega de altiplano, la primera victoria apareció en la fecha siguiente tras superar 3-1 al humilde Atlético Socopó en el Misael Delgado. Pese a que las formas no fueron las mejores -dos goles después del minuto 80 para destrabar el compromiso-, el cuerpo técnico y el plantel tomaron respiro para el momento y el examen que tocaba: Deportivo Táchira en San Cristóbal.

Punto de inflexión

La señal de quiebre llegó en Pueblo Nuevo. En un partido parejo, cayeron 1-0 ante Táchira, el arquero Edixson González fue figura, sin embargo, la actuación del cancerbero que puede denotar la superioridad del oponente, no fue así. El Carabobo gozó de diversas ocasiones, donde fallaron en la concreción que a la postre pasaron factura. A pesar de la derrota, lo mostrado en cancha evidenció que los elementos para encaminarse a la línea ganadora estaban, mejorar en la definición era uno de ellos.

El choque en San Cristóbal marcó un antes y un después, posterior a ese tropiezo “El Emperador” encontró las fórmulas y en los siguientes quince partidos, el equipo acumuló 10 victorias, tres empates y tan solo un revés. Durante ese mismo lapso, el ataque mostró una cara totalmente distinta a la del inicio del torneo, tanto, que marcaron 33 goles.

Carabobo FC
El Granate cerró el Torneo Apertura como el cuadro más goleador/ Foto: Prensa Carabobo FC.

Las dudas que se veían en el ambiente desaparecieron. Baldivieso hizo de la pelota el principal aliado de su sistema, siendo siempre fieles a la tenencia, buscando abrir los espacios y promoviendo las asociaciones entre tándems laterales-volantes externos. Línea por línea, Carabobo se estableció, la rotación entre los guardametas José Leonardo Morales y Edixson González inyectaron al equipo experiencia y talento.

La dupla de zagueros Carlos Rivero-Alejandro Fuenmayor se afirmó como una de las más sólidas del país. En sector medular Juan Colina se convirtió en pieza fundamental, brindó seguridad en el primer pase al momento de sacar el balón desde zona defensiva, y recuperar pelotas. Junto a él, apareció un Carlos “Mono” Suárez con mucho coraje en el juego y carácter a la hora de romper líneas para llegar al área contraria y hacer daño. Ambos hicieron de la mitad del campo el alma del desarrollo de la idea.

Aquiles “Chino” Ocanto en ataque se convirtió en un líder, repartió asistencias y marcó goles, en ambos departamentos fue el líder del plantel; siete y 10 respectivamente. Tommy Tobar arribó comenzado el campeonato, pero poco importó. El ariete colombiano se vistió de guerrero, peleó en ataque, por vía aérea se convirtió en una garantía, hizo jugar y además colaboró con ocho goles en varios escenarios importantes.

Deportivo La Guaira en el Olímpico, Zulia en el José “Pachencho” Romero,  Mineros y Atlético Venezuela en Valencia fueron solo algunos de los rivales que comprobaron el nivel de un cuadro que mejoró a medida que pasaron las fechas. En total, cerraron el Apertura como segundos con 35 unidades, además fueron primeros en goles marcados con 36 y el que menos encajó con 12.

Más allá de eso, el gran funcionamiento que parecía una utopía con respecto a los primeros pasajes del semestre invitaba a soñar a propios y extraños con que el esquivo título podía ser posible. Definida la tabla, el primer adversario en ronda de playoffs fue el Aragua.

Otra historia

En la ida de los cuartos de final el Carabobo viajó a Maracay para chocar ante el Aragua, no obstante,  por motivos lejanos a lo estrictamente deportivo el choque no se disputó en el estadio Hermanos Ghersi Paéz como correspodía y se efectúo una semana después en Araure. Allí, Juan Colina sufrió una expulsión tempranera, que se transformó en derrota 1-0, a pesar de todo, el marcador no resultó tan negativo si se analiza contexto en el que se desarrolló. Menos aún cuando quedaban 90 minutos más, con la ventaja de ser local.

Junio de 2016, mucho tiempo pasó desde aquel compromiso ante Junior Barranquilla y Deportivo Táchira, para que llegara otra prueba para el Carabobo, y vaya que la superó con personalidad. En Valencia, el Granate dueño de la pelota superó con mucha tranquilidad para jugar al Aragua, apenas antes del primer cuarto de hora abrió el marcador, para a partir de ahí encaminar el triunfo 2-0, darle vuelta a la serie y sellar su clasificación a semifinales.

El volante Maurice Cova guió la remontada del Carabobo tras abrir el marcador en los primeros pasajes del encuentro/ Foto: Vicente Soto

Consumada la mejor participación en la historia del club, la próxima alcabala fue ante Monagas SC, dirigido por un exentrenador, Jhonny Ferreira. La ida se disputó en Maturín, el principal protagonista fue el césped que estuvo lejos de las mejores condiciones. Sin embargo, el cuadro oriental anuló en varias aspectos al equipo de Baldivieso para llevarse un 0-0 a feudo valenciano.

Tres días después el Misael Delgado se llenó de fiesta para albergar la vuelta de la parada previa a la final. Comenzado el partido Monagas se encontró con un gol de camerino al minuto tres, que le dio réditos para aplicar su tarea inicial, cortar circuitos de juego, plantarse ordenados atrás y saber cuando ir al frente y replegarse.

Carabobo pudo lograr el empate antes de la primera parte, en el complemento gozó -como no es de costumbre- de pocas oportunidades claras para decantar la eliminatoria, pero de nuevo el factor que había salido el talón de Aquiles en el comienzo del Apertura pasó factura: La definición. Finalmente el saldo fue de empate a uno.

Ferreira y sus jugadores redujeron las virtudes del local en gran manera, anularon las sociedades e hicieron ver al plantel más regular del semestre incómodo en la cancha los 180 minutos de la serie. El mérito por el planteamiento es notable, y como recompensa avanzaron a la final por la valía de los goles de visitante.

El favorito quedó eliminado. Como suele ser costumbre en Venezuela, las inyecciones de capitales desaparecen si estas no van directamente ligadas a títulos. En el caso del Carabobo debe ser un llamado de atención, dado que es el segundo torneo consecutivo en el que quedan eliminados después de haber sido el conjunto más regular a lo largo de todo un semestre.

Al final, pese a los diferentes rumores que embargaban al círculo del Carabobo, con respecto a la continuidad de Julio César Baldivieso finalizado el Apertura indistintamente de cual fuese la conclusión del mismo, la directiva decidió ampliar el vínculo con el boliviano hasta el 31 de diciembre del año que transcurre.

Responder en momentos en puntuales y adaptarse a escenarios que lucen complicados son algunas de las tareas que deberá mejorar el Carabobo para el venidero torneo Clausura. Mientras el entrenador permanezca en el club parece ser que la primera gloria para la institución está cada vez más cerca.

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.