La retirada oficial de Israel y Estados Unidos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) se ha hecho efectiva hoy, porque ambos países alegan que la institución tiene un “sesgo anti-israelí”, según prensa local.

La salida fue anunciada en octubre de 2017 por la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, y, pocas horas después, por el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

El mandatario israelí calificó la medida de Trump como “valiente y moral porque la Unesco se ha convertido en un teatro del absurdo y porque en lugar de preservar la historia, la distorsiona”, y ambas naciones exigieron a la agencia reformas.

El Departamento de Estado de EE.UU., que había suspendido en 2011 el pago de sus contribuciones a la organización después de que la Unesco aceptara a Palestina como estado miembro de pleno derecho , expresó en aquella ocasión su deseo de permanecer como “estado observador no-miembro”.

En los últimos tiempos la directora general de la Unesco, Audrey Azulay, promovió una página web educativa sobre el Holocausto y la primera guía de la ONU de combate contra el antisemitismo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.