Bernd Richart
Bernd Reichart, CEO de A22 Sports Management, sociedad promotores de la Superliga. Foto cortesía: ACT

La Superliga aseguró este viernes no está muerta, sino muy viva y consideró un avance para el proyecto el informe del abogado general del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) que, aunque no es vinculante, deja claro que la Unión de Federaciones Europeas de Fútbol (UEFA) tiene que abrir el acceso al mercado y tener unas reglas muy claras.

Un día después del dictamen del abogado general del TJUE sobre el caso, Bernd Reichart, consejero delegado de A22 Sports Management, sociedad promotora de la Superliga, y Luis Alonso, socio director del área mercantil del despacho Clifford Chance que la representa, expusieron sus conclusiones en el Nueva Economía Fórum, en presencia de los presidentes del Real Madrid y el Barcelona, Florentino Pérez y Joan Laporta, respectivamente, defensores del proyecto junto al Juventus.

«Seguiremos trabajando a la espera de la resolución definitiva del TJUE. La Superliga no está muerta ni mucho menos, sino muy viva. Seguimos convencidos de que la UEFA no puede ser todo a la vez, es juez y parte, regula la competición y el acceso al mercado. En cualquier otro sector sería intolerable asumir que uno tiene todas esas funciones porque no habría innovación», dijo Reichart.

El ejecutivo alemán indicó que en los próximos meses mantendrán el diálogo iniciado con clubes de todos los países, que saben que son necesarios cambios y han entendido que este caso puede cambiar el sistema de deporte en Europa.

«Hemos lanzado ese diálogo honesto, abierto y sin coacción a finales de octubre y sería cínico dirigirnos a los clubes si ya tuviéramos un formato listo, necesitamos conocer el marco legal sobre el que podemos construir una alternativa. Hemos dicho que nuestra competición es abierta y entre semana, pero ellos hacen oídos sordos para poder hacer sus mensajes alarmistas. Nadie habla de no jugar las ligas nacionales», dijo en alusión a La Liga principalmente.

Reichart señaló que algunos clubes temen sanciones, pero son cada vez menos y saben que los cambios son absolutamente necesarios, que no se puede seguir en la dirección en la que van. Es necesario un fair play financiero serio, la gobernanza y los clubes deben ser dueños de su propio destino».

Respecto al dictamen del abogado general del TJUE, Luis Alonso destacó que este reconoce con contundencia que cualquiera puede organizar competiciones, que la UEFA y la  Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol (FIFA) no tienen la exclusividad y señala dos rutas, dentro del sistema y fuera del sistema, sin ningún tipo de restricción y apertura total.

El letrado se mostró crítico con la resolución porque en su opinión está restringiendo la libre competencia en el deporte profesional amparándose en el artículo 165, que no debe entenderse como una restricción a la libre competencia, que es el pilar de la UE, y no puede quedar restringido por esto.

«Por otro lado los artículos 101 y 102 regulan libertades esenciales y resulta increíble que el deporte profesional quede exceptuado de la libre competencia. Se apoyan en el modelo europeo del deporte, pero no es posible definir un modelo unívoco de competiciones en la UE. ¿Alguien querría decir que el Seis Naciones de rugby o el Tour no son compatibles con el modelo europeo del deporte, durante 22 años se está jugando la Euroliga de baloncesto y no ha tenido ningún obstáculo», subrayó.

Luis Alonso recordó que existe el precedente del caso Bosman – del que ayer se cumplieron 27 años- que fue la consagración de la libre circulación de trabajadores en el deporte profesional y confió en que la Superliga sea la consagración de la libre competencia en el deporte profesional. «La Liga trae propuestas innovadoras y lo que hay que hacer es escuchar y si se quiere competir, no silenciar», insistió.

Tras el dictamen del abogado general del caso publicado ayer, que concluyó que la FIFA y la UEFA no incurrieron en abuso de su posición dominante al bloquear con amenaza de sanciones la creación de la Superliga el caso pasará a la cámara formada por 15 jueces del TJUE que emitirán su fallo en primavera de 2023 y que sí será vinculante para el juzgado que lo elevó a la corte europea en abril de 2021.

En este caso fue el juzgado de lo Mercantil número 17 de Madrid, tras recibir una denuncia de A22 y European Super League Company (ESL) por posible abuso de posición dominante de la UEFA y la FIFA.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.