COMPARTE

Lo que está sucediendo en el país, desde el aspecto político hasta la dramática situación socio económica, me hace pensar que estamos presenciando la “agonía del régimen chavista”. El estado de salud del país es sumamente precario y es evidente que esos abusos y esos atropellos a los derechos de los ciudadanos han creados conflictos internos tan graves que sus consecuencias son irreversibles. La crisis que estamos viviendo ha superado  lo que en aeronáutica se le llama “el punto de no retorno”, o sea el punto en el cual el avión, al momento del despegue alcanza una velocidad tan alta que, so pena de provocar una tragedia, se torna imposible cualquier maniobra distinta a la de levantar vuelo.

O el gobierno recapacita y acepta democráticamente el reponso del soberano, comenzado con el reconocimiento de la nueva Asamblea Nacional electa en el 2015 o, en un intento desde luego descabellado e irracional para tratar de controlar esa implosión que se ha creado, toma medidas excepcionales que, en este caso, serían la antesala de una dictadura. Sin embargo personalmente considero que ambas alternativas son muy complicadas. La primera, porque implicaria un reconocimiento implícito de que el comportamiento mantenido hasta ahora ha sido equivocado y eso, un gobierno auténticamente revolucionario no lo puede hacer. La segunda alternativa, la que yo llamo “descabellada e irracional”, me parece imposible de realizar y no porque esto no esté en los planes de este gobierno. Todo lo contrario! Quien lo hizo una vez, puede perfectamente reincidir. Por ejemplo todo el mundo recuerda  come el fallecido Chávez, en una oportunidad dijo textualmente que “yo podría dar un golpe de estado para arreglar las cosas en este país”. (El Carabobeño del 26-06-1999).  Como bien pueden apreciar entonces, a pesar del fracaso de la intentona golpista del 4 de febrero del 1992, a pesar de los muertos causados, a pesar de lo antidemocrático que eso representa, es evidente que en la mentalidad de esos señores está el convencimiento de que con un golpe de estado se pueden arreglar las cosas.

Sin embargo, cuando digo que “eso es imposible de realizar”, quiero decir que en Venezuela ya no están dadas las condiciones para eso, a pesar de la masiva y dominante presencia de cubanos. Intentarlo significaría una guerra civil con consecuencias imprevisibles. Yo no me atrevo a calificar el comportamiento actual de la FFAA, mas estoy firmemente convencido de que si en este país llegara a suceder  algo “excepcional” con las consecuencias trágicas que eso conllevaría, el comportamiento de “toda la Fuerza Armada”    sería, de una forma clara y decidida, en respaldo al estado de derecho, a la voluntad de la mayoría, a Venezuela entera. Y eso, allá arriba, lo saben  muy bien!

Es por eso que, con mucha serenidad pero tambien tomando conciencia de una realidad irrefutabile, me atrevo a decir que la Venezuela chavista está viviendo su fase terminal.

 

Desde Italia  –  Paolo Montanari Tigri

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.