El actual presidente de Colombia es un político de varias caras. No es que ello sea una rareza ni mucho menos en el ámbito de la política, y desde luego que tampoco en el ámbito de la movediza política colombiana, pero el caso de Santos se las trae. Hasta se podría decir que marca pauta…en el mal ejemplo.

Juan Manuel Santos, luego de llegar a la presidencia de Colombia en el 2010, declaró que Hugo Chávez era su “nuevo mejor amigo”… Ahorita acaba de declarar que Venezuela es su “peor pesadilla”. ¿Y qué pasó? Porque la hegemonía roja que impera en Venezuela no ha variado mucho de entonces para acá. Cierto que la encabeza el sucesor, pero en los temas fundamentales es similar. ¿Será que Santos no se había dado cuenta?

Hipótesis improbable, porque Santos es un político de tanta habilidad, que hasta logró envolver a su mentor, Álvaro Uribe, para después combatirlo con todo el poder de la Casa de Nariño. Pasa, eso sí, que Santos ha tenido un doble discurso hacia la hegemonía venezolana, que, al final, no le sirvió de mucho porque Maduro y los suyos nunca le creyeron.

Pensó, el señor Santos, que podía meterse en un bolsillo a Maduro y sus patronos castristas. No acertó. A los que pronto cumplirán 60 años mandando en Cuba, que son los mismos que pronto cumplirán 19 años mandando en Venezuela, no los va a engatusar un gobernante colombiano, de carácter transitorio, por más mañoso que sea en las malas artes de la manipulación política.

En el 2010, la hegemonía venezolana ya era la peor pesadilla para la democracia colombiana. Por eso la demagogia de Santos le está saliendo muy costosa. Las FARC, luego de ser derrotadas militarmente por Uribe, han logrado una gran victoria política con Santos. Y su proyección electoral no se puede subestimar, porque cuentan con mucho apoyo internacional, tienen mucho dinero de origen delictivo, y se benefician de unas garantías políticas y judiciales que le dan amplio margen de maniobra.

Sí, Santos se irá a su casa con un Premio Nobel. Pero dejará un panorama sumamente incierto en Colombia, mucho más del que había en el 2010. Y encima afirmando que Venezuela es su peor pesadilla. ¡Qué voltereta, la del presidente Santos! ¿Saldrá ileso de ello? Parece que no, porque el daño que la causado a Colombia, entre otras razones por sus carantoñas con el despotismo venezolano, tarde o temprano se le vendrá encima.

flegana@gmail.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.