Representantes de los gremios empresariales se reunieron con el gobernador Rafael Lacava. Foto prensa Gobernacion de Carabobo

El «acuerdo de hermanamiento» entre el estado Carabobo y la provincia china de Shanghai impulsará el Producto Interno Bruto del país y el estado, a decir del gobernador Rafael Lacava, quien no obstante reconoce que hay muchas cosas por hacer y por plantear sobre garantías, seguridad jurídica, impulso al sector privado, a la  propiedad privada, al emprendimiento y al sector transformador.

A propósito del encuentro “Carabobo Empresarial-Shanghai” realizado en el Salón Libertador-Virgen del Socorro del Capitolio de Valencia, ante los presidentes de Fedecámaras Carabobo, de la Cámara de Industriales de Carabobo, Fedeindustria Carabobo, Capemiac, directivos y representantes de los gremios empresariales, industriales, comerciales, así como de empresas de los principales sectores productivos, públicos y privados, asentadas en la región, Lacava, presentó los principales lineamientos y objetivos del acuerdo de hermanamiento entre el estado Carabobo y la provincia de Shanghai.

Lacava es optimista. Cree que el proyecto redundará en el incremento de los niveles de producción e inversión, nacional y extranjera, pública y privada para una mayor actividad económica, mayor distribución de riqueza y mayor generación de empleo.

A su juicio, los planteamientos de las cámaras productivas, de empresarios e industriales van en la  misma dirección. “Todo el mundo está dispuesto a poner su granito de arena para que el Producto Interno Bruto de nuestro estado y de nuestro país se incrementen, aprovechando las extraordinarias relaciones que tenemos con la República Popular China, con su fantástica capacidad productiva, financiera, económica que tiene el coloso asiático”.

Las ventajas comparativas y competitivas son las que, según el mandatario, hacen posible esta alianza estratégica, en especial con Carabobo como factor fundamental del sector transformador.

Lacava reconoce que al conversar con los representantes de varios sectores, como el portuario, aeroportuario, automotriz, farmacéutico, de autopartes, observa que hay preocupación en torno a la seguridad jurídica necesaria para cualquier actividad de esta magnitud, así como el necesario impulso al sector privado, las garantías a la  propiedad privada, al emprendimiento, al sector transformador. Asegura que Delcy Rodríguez y Nicolás Maduro tienen «claridad cardinal en este tema», lo que es garantía de que el proyecto se podrá materializar.

También esbozó que la infraestructura industrial, la materia prima y los conocimientos de la clase trabajadora son condiciones propicias para que en Carabobo se desarrolle con éxito este proyecto, en el marco del plan de Zonas Económicas Especiales. “Nosotros no partimos de cero, ya es hora de que transversalicemos todo y unamos todos los esfuerzos, del sector público, del sector privado con un mismo fin, que es el desarrollo económico de nuestro país, el incremento de nuestro PIB».

El secretario General de Gobierno, Jesús París, deberá activar la instancia de coordinación que dará paso al Centro de Inversiones Shanghai-Carabobo. La idea es reunir la data, proyectos y propuestas que formarán parte de la agenda de trabajo que Lacava llevará a su visita a Shanghai, a principios de noviembre. “Todo esto es parte de un plan, que no puede, ni va a seguir esperando, por nosotros ni por nadie. Este es un plan que ya está en marcha, y que hay que materializarlo sí o sí, concluyó.

Nota de prensa Gobernación de Carabobo




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.