Foto: Archivo
COMPARTE

Los 32 países participantes en la próxima Copa del Mundo de fútbol Rusia-2018 comenzarán a conocer este viernes el destino que les espera en el torneo una vez celebrado el sorteo de la competición, previsto en el Palacio del Kremlin a partir de las 15h00 GMT.

Todo el mundo futbolístico tendrá puestos los ojos en la capital rusa y los aficionados de cada selección podrán hacer cábalas sobre qué contrincantes enfrentar, las posibilidades de cada equipo dependiendo de lo que depare el sorteo, los horarios de los partidos de cada selección, los estadios y donde se ubicará el campo-base de cada combinado.

La capital rusa ha recibido con temperaturas negativas y una nevada a los más de 1.400 invitados que asistirán al sorteo, así como a los más de 1.500 periodistas acreditados para una ceremonia que será transmitida en directo en 200 países.

“Es un momento emocionante para mí. Habrá más de 200 países viendo el sorteo. Todo el mundo empieza a hablar ya de la Copa Mundial, quién enfrentará a quién, quién será el equipo revelación… Esta conversación nos acompañará hasta el año que viene”, declaró Gianni Infantino este viernes en la capital rusa, donde asistirá a su primer sorteo mundialista como presidente de la FIFA.

Infantino celebró una conferencia de prensa para hablar del sorteo y de los preparativos mundialistas. “Estoy convencido de que Rusia-2018 será el mejor Mundial hasta la fecha. Todo está listo, y lo que aún no está listo, lo estará muy pronto. Todo el que venga a Rusia descubrirá un país muy acogedor que quiere celebrar el fútbol con el resto del mundo”.

No será un sorteo puro, puesto que hay ocho cabezas de serie y no podrá haber un grupo con dos equipos de una misma confederación (salvo en el caso de la UEFA), pero del resultado puede depender el éxito o fracaso de una selección.

Una de las pocas cosas que se sabe seguro es que Rusia, como anfitrión, disputará el partido inaugural el 14 de junio a las 15h00 GMT en el majestuoso Estadio Luzhniki de Moscú, que será el mismo escenario de la final, el 15 de julio. El rival de los rusos en el primer partido será el equipo que le toque del bombo 2.

 España el rival a evitar por los favoritos

A priori, el rival a evitar por los cabezas de serie del bombo 1 (Brasil, Argentina, Alemania, Francia, Portugal, Bélgica, Polonia y Rusia) será España, el único de los grandes favoritos al título que, debido a la clasificación FIFA, ha quedado encuadrado en el segundo bombo, junto a Uruguay, Inglaterra, Colombia, Croacia, Perú, México y Suiza.

Por ese condicionante geográfico de sorteo, Uruguay, Colombia y Perú, evitarán a los dos gigantes sudamericanos en la primera fase y tienen asegurado el jugar contra un cabeza de serie europeo, aunque no será lo mismo hacerlo contra Alemania o Francia que frente a Polonia o, incluso, Rusia, que es la peor clasificada en el ránking mundial de las 32 participantes.

En el bombo 3 estarán Dinamarca, Islandia, Suecia, Túnez, Egipto, Senegal, Irán y Costa Rica. Y la copa 4 tendrá a Panamá, Serbia, Nigeria, Australia, Japón, Marruecos, Corea del Sur y Arabia Saudita.

Doce de los 32 participantes en el torneo no disputaron el pasado Mundial de Brasil-2014 y dos de ellos, Islandia y Panamá, jugarán por primera vez en su historia la fase final de la mayor competición deportiva del mundo. Los grandes ausentes serán Italia (única selección campeona del mundo -en cuatro ocasiones- que no se ha clasificado), Chile (vigente doble campeón sudamericano), Holanda y Estados Unidos.

El sorteo será presentado por el exgoleador inglés Gary Lineker, que ahora triunfa como comentarista deportivo, y por la periodista rusa Maria Komandnaya.

Estarán asistidos por siete representantes de países que han ganado la Copa del Mundo (el francés Laurent Blanc, el inglés Gordon Banks, el brasileño Cafu, el italiano Fabio Cannavaro, el uruguayo Diego Forlán, el argentino Diego Armando Maradona y el español Carles Puyol), además de Nikita Simonyan representando al país anfitrión.

 El dopaje protagonista

En la conferencia de prensa en el Kremlin, Infantino estuvo acompañado por el viceprimer ministro ruso Vitali Mutko, que dedicó buena parte de su intervención a defenderse de las acusaciones de dopaje en el deporte ruso, a unos días de que el Comité Olímpico Internacional (COI) decida sobre la participación de los deportistas rusos en los Juegos de Invierno 2018.

“Se trata de un intento de presentar a Rusia como un eje del mal, pero es porque somos una gran potencia deportiva”, señaló Mutko, que fue ministro de Deportes entre 2008 y 2016.

El responsable insistió en que el gobierno ruso defenderá a sus deportistas “hasta el final” y criticó que “los castigos colectivos” aplicados por algunas federaciones mundiales que impiden a los atletas rusos participar en competiciones internacionales.

Infantino, por su parte, defendió que el fútbol es un deporte “limpio” en el que se somete a los futbolistas a numerosos controles de todo tipo cada año. “Si hubiese un serio problema en el fútbol, ya se sabría, ya fuese en Rusia o en cualquier otro país en el mundo”, se defendió.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.