(Foto referencial)

¿El por qué las células tumorales utilizan elevados niveles de azúcar para seguir creciendo?, lo han detectado científicos del Instituto Flamenco de Biotecnología y las universidades de Bruselas y Lovaina, en Bélgica. Lo que se conoce como ‘efecto Warburg’, un hallazgo que puede tener un fuerte impacto en la dieta de los pacientes oncológicos.

Es lo que se desprende de los resultados de un trabajo conjunto de investigación de más de nueve años publicado en Nature Communications, que muestra cómo los tumores convierten cantidades mayores de azúcar en alimento, en comparación con los tejidos sanos.

Este fenómeno ha sido estudiado e incluso utilizado para detectar tumores cerebrales, entre otras aplicaciones. Pero hasta ahora no estaba claro si su efecto era un síntoma del cáncer o una causa. Mientras investigaciones previas se han centrado en las peculiaridades metabólicas de las células tumorales, este estudio aclara el vínculo entre la desviación metabólica y el potencial oncogénico de estas células.

Con esta investigación se revela cómo el consumo hiperactivo de azúcar de las células cancerosas lleva a un círculo vicioso de estimulación continua del desarrollo y crecimiento del cáncer. Así, es capaz de explicarse la correlación entre la fuerza del ‘efecto Warburg’ y la propia agresividad tumoral”, indica el investigador Johan Thevelein.

Además, este vínculo entre el azúcar y el cáncer tiene consecuencias ya que se proporciona la base necesaria para investigaciones futuras, pero con un enfoque mucho más preciso, celebran los científicos.

Estudio en células de levadura

La investigación de células de levadura fue esencial, ya que contienen las mismas proteínas Ras que se encuentran en muchas células tumorales, las cuales pueden causar cáncer cuando presentan alguna mutación.

Y es que utilizando la levadura como un organismo modelo, el equipo de investigación examinó la conexión entre la actividad Ras y el metabolismo activo del azúcar. “Observamos en la levadura que la degradación del azúcar está ligada a través de la fructosa-1,6-bisfosfato a la activación de las proteínas Ras, que estimulan la multiplicación tanto de células de levadura como del cáncer, señala Thevelein.

Una de las principales ventajas de haber usado levadura en su estudio, reveló el investigador, es que “no se vio afectada por otros mecanismos alternativos de regulación celular en mamíferos, que puede tapar otros procesos fundamentales subyacentes”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.