Fedecámaras
Carlos Larrazábal, presidente de Fedecámaras (Foto archivo).
COMPARTE

“Los 17 elementos para la productividad y el desarrollo sostenible de las empresas” es el documento que entregará Fedecámaras al Gobierno venezolano, con propuestas  para salvaguardar la economía.

Francisco Martínez al entregar a Carlos Larrazábal la presidente de Fedecámaras, hizo el anunció desde Maracaibo donde se celebró ayer la LXXIII Asamblea Anual del órgano empresarial, reseñó El Universal.

Son 17 condiciones aplicables en cualquier Plan del Estado y que contribuyen a mejorar el país, explicó Martínez. Aseguró que la situación es más compleja hoy que cuando asumió el cargo.

“Se ha perdido más del 60% del tejido en el aparato productivo, el sector industrial trabaja por debajo del 30% de su capacidad instalada y hay rubros con más de 90% de desabastecimiento”, afirmó.

Uno de los puntos que contempla el documento se refiere al Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom), en el que “más del 90% de las empresas que han subastado en las siete convocatorias no han sido adjudicadas”.

Considera que los ataques al sector privado y la regulación de precios han generado un grave problema a la población en la búsqueda de alimentos de la canasta básica. También responsabilizó al Gobierno de la crisis inflacionaria y el déficit fiscal, como consecuencia de las medidas tomadas.

Acompañado de miembros de la directiva y los representantes de los principales sectores productivos del país, Martínez destacó el civismo de los venezolanos en la convocatoria de la consulta popular propuesta por la Mesa de la Unidad Democrática. Instó al Gobierno a escuchar al pueblo como una medida esencial para resolver la situación que atraviesa el país.

Sobre el anunciado paro general  convocado para  este jueves 20 de julio, destacó que Fedecámaras está al lado del pueblo, “cualquier llamado de nuestros trabajadores será analizado por todos los empresarios y estaremos del lado de ellos”.

Agregó que hasta el día de hoy el Plan de la Patria ha paralizado al país y más del 85 % de las bases productivas están detenidas. “Cada día buscamos aumentar el aparato productivo, el tejido social y proteger los servicios sociales”.

Sobre el aumento de sueldo indicó que el parámetro referencial en Naciones Unidas para la erradicación de la pobreza, demuestra que el salario en Venezuela “es de hambre; nuestros empleados trabajan solo para comer, es lo más cercano de la esclavitud moderna”.

“Los planteamientos y la imposibilidad logística de nuestros negocios continúan allí a pesar de todas las dificultades. Nuestro deber es crear las condiciones de empleo decente y dignificar a través de un salario mínimo la vida de los venezolanos”, expresó Martínez, al tiempo de agregar que “Fedecámaras se encuentra el día de hoy cumpliendo 73 años comprometidos con Venezuela y ahora más que nunca con la situación que atraviesa el país, continuaremos con nuestros ciudadanos, generando empleos y productividad”.

Enfatizó la necesidad de un pacto republicano que unifique al país y a los venezolanos, que consiga la sinergia entre el sector público y privado. “Esa es la responsabilidad no sólo de los empresarios, sino de los venezolanos”, sentenció

LIBRE EMPRESA

Carlos Larrazábal, nuevo presidente de Fedecámaras, economista y expresidente de Conindustria, con más de 30 años de experiencia, apuesta por un cambio político y económico para reconstruir el país. Dijo que el plan que proponen  se basa en un estudio de las Naciones Unidas con las 17 mejores prácticas aplicables para tener empresas sustentables, amparadas por la Organización Internacional de Empleadores y la Organización Internacional del Trabajo como mecanismo para impulsar la economía.

Opinó que el país requiere un cambio en el modelo económico, con menos regulaciones y que no se sustente en medidas desmesuradas como los continuos aumentos salariales o la implementación de otro Sistema de Divisas. “Esa economía que no tiene coherencia ni fundamento real dentro de la teoría político-económica es la que nos ha llevado a la crisis que tenemos”.

Sobre el nuevo modelo anunciado a través de la ANC  aseguró que ésta no va resolver los graves problemas.  “Necesitamos un país de libre empresa. No podemos aceptar, como venezolanos y como empresarios, que se quieran restringir nuestras libertades económicas e individuales con una ley regulatoria”, dijo.

Agregó que “un paro indefinido no es conveniente porque los niveles de abastecimiento actuales son muy precarios, se afectarían aún más las cadenas de producción”.

DIÁLOGO

Los ponentes de la LXXIII Asamblea Anual de Fedecámaras coincidieron en la necesidad de retomar el diálogo para atender graves problemas económicos, políticos y sociales.

Sobre el paro cívico convocado por la MUD, el presidente saliente de Fedecámaras, Francisco Martínez, dijo que acompañarán a los trabajadores según sus capacidades.

“Las empresas no pueden cerrar, el país está detenido en más de 85%, esa es la verdadera razón por la cual los anaqueles están vacíos. Este es un paro cívico, el que quiera trabajar que trabaje y el que se quiera detener que se detenga. Nosotros hemos apoyado a todos nuestros trabajadores en todas las convocatorias de marchas, de trancones, de manifestaciones y aquí a ningún trabajador se le ha sacado de sus puestos de trabajo”.

El politólogo Víctor Maldonado señaló que el llamado a paro cívico de la MUD fue impreciso. “Hay una necesidad de mayor precisión. Hay que mejorar el discurso, precisarlo, y en ese sentido les irá mejor, una muestra de la imprecisión es lo que vemos hoy en Caracas, la gente salió a la calle a cerrar vías, a protestar”.

El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, sugirió la negociación política tras los resultados de la consulta popular. Habló de fijar tres escenarios como probables a desarrollarse en el país: Gobierno kamikaze, implosión con salida tutelada o golpe militar.

Hay un 30% de probabilidad de que el actual Gobierno se mantenga en el poder y se prolongue el conflicto social con una oposición más violenta, seguida de mayor represión, y el surgimiento de guerrillas, aseguró.

Fijó en  50% las probabilidades de que se genere una implosión tutelada a consecuencia de la presión de la oposición, junto a la comunidad internacional, que provocarían mayores fracturas dentro del chavismo y sector militar.

En un tercer punto, aseguró que en caso de darse un golpe militar, con  20% de probabilidades, la polarización insostenible generaría la remoción forzada del Ejecutivo, sin el respaldo internacional y con la promesa indefinida de elecciones. León categorizó esta opción como una de las más peligrosas que derivarían en una crisis total.

Con  información de El Universal




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.