COMPARTE

Noventa y tres periodistas y profesionales de los medios de comunicación murieron o fueron asesinados mientras desempeñaban su trabajo este año, de los cuales 24 en América Latina, una veintena menos que en 2015 en el mundo, indicó el viernes la Federación internacional de periodistas (FIJ).

93 fueron asesinados. Víctimas de ataques con bombas o de fuego cruzado

La FIJ registró, hasta el 29 de diciembre, 93 periodistas o miembros de los medios de comunicación asesinados, víctimas de ataques con bombas o de fuego cruzado. También hubo 29 muertes en dos accidentes de aviación, en Colombia y Rusia. Si se combinan ambos datos el total de muertos es 122 muertos.

América Latina con 24 muertes es la tercera región en número de víctimas. La primera es el mundo árabe y Oriente Medio con 30 homicidios, seguido de Asia y el Pacífico, con 28 muertos. África tuvo 8 muertes de periodistas y Europa 3, explicó la Federación, que cuenta con 600.000 miembros en 140 países.

Los países con cifras de muertes y asesinatos más elevadas fueron Irak (15), Afganistán (13), México (11), Yemen (8), Guatemala (6), Siria (6), India (5) y Pakistán (5).

Aunque las cifras para 2016 representan una caída respecto a los 112 periodistas muertos de 2015, la FIJ advirtió contra una cierta complacencia ante las crecientes amenazas, las intimidaciones, la autocensura.

No debe haber impunidad para esos crímenes, declaró el presidente de la FIJ, el periodista belga Philippe Leruth, citado en el comunicado.

La Federación solo contabiliza las muertes confirmadas y no las desapariciones.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.