LeBron James durante el quinto partido de las Finales de la Conferencia Oeste entre los Lakers y los Nuggets. / Foto EFE

De la mano de LeBron James, Los Ángeles Lakers han regresado a las Finales de la NBA tras 10 años de espera. Pero también vuelve a la eliminatoria que define al campeón del anillo ‘The King’, quien ha estado presente en 9 de las últimas 10.

Su presencia en esta instancia ya es algo común, llegando, incluso, a jugar más Finales de la NBA que 27 de las 30 franquicias que hacen vida en la mejor competición de baloncesto del mundo. Sólo le superan su actual equipo, los Lakers, con 32 apariciones, seguido de los Boston Celtics, con 21, y los Golden State Warriors, con 11 presencias en las finales.

Tras estas tres históricas franquicias está un LeBron que ha llegado a esa instancia en 10 ocasiones. Lo hizo cuatro veces con el Miami Heat, cinco con  los Cleveland Cavaliers y una, la que acaba de conseguir, con los Lakers. Su único ‘pero’ es que sólo ha podido ganar tres finales. Sin embargo, en su décima aparición buscará conseguir su cuarto campeonato para continuar agrandando su ya inigualable historia.

‘El Rey’ se convierte en el tercer jugador con más presencias en las finales. Sólo es superado por leyendas como Bill Russell (12) y Sam Jones (11), ambos de los Celtics, e iguala con Karrem Abdul Jabbar (10), que las disputó con Bucks y Lakers.

Además, su excelente trabajo en la eliminatoria ante los Nuggets, promediando 27 puntos (53,6% en tiros campo), 10,4 rebotes y 9 asistencias, contribuyeron a dar el título de campeones de la Conferencia Oeste a los angelinos.

En el último encuentro de la serie, consiguió anotar 38 puntos, repartir 16 asistencias y capturar 10 rebotes, algo que no ocurría en la franquicia (en playoffs) desde que James Worthy logró 36 puntos, 16 rebotes y 10 asistencias en 1988.

Tras sus números en el quinto partido ante los Nuggets, logró el 27º triple – doble de su carrera en los playoffs. Por lo tanto, se queda a sólo tres de igualar el récord de 30º triples – dobles conseguidos por Magic Johnson, otra leyenda de la franquicia.

“Mis compañeros de equipo dijeron que teníamos que ganar y era mi responsabilidad tratar de hacer las jugadas y las cosas correctas en el campo para ayudarnos a lograr triunfos, pero el trabajo no está hecho”, declaró James tras el encuentro de este sábado, momento en el que levantaron el trofeo de campeón de la Conferencia Oeste.

Esas últimas palabras en su declaración, en las que afirmó que “el trabajo no está hecho”, fueron las mismas que utilizó Kobe Bryant en 2009 tras ir ganando 2-0 en las finales de 2009 frente a Orlando Magic.

Y es, precisamente, ese legado que dejó el fallecido Kobe, leyenda de la franquicia, una responsabilidad para ‘El Rey’. “Cada vez que te pones la camiseta púrpura y oro piensas en Kobe, en su legado y en lo que significó para esta franquicia durante más de 20 años . Sólo ese impulso para querer siempre ser victorioso te impide dormir”, reconoció un LeBron que espera continuar con ese legado.

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.