(Foto AFP)
COMPARTE

El alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, negó que haya pedido asilo en España, adonde llegó el pasado 18 de noviembre, ni ve definitivo su estancia en el país, ya que dependerá del análisis que haga con otros opositores sobre dónde es más útil al pueblo venezolano.

En un coloquio organizados por Fórum Europa en Madrid, indicó que tiene pendiente una reunión con autoridades españolas sobre cuál va a ser su estatus jurídico, en caso de que resuelva quedarse, aunque apuntó que podría ser en otros países de Europa u otro lugar.

Además, demandó una reglamentación que ayude a regularizar a miles de venezolanos que llegaron a España forzados por la situación política y económica.

El alcalde venezolano negó que cuente con apoyo económico de fundaciones, pero se mostró abierto a ello, siempre con transparencia sobre los gastos de sus desplazamientos y estancias fuera de Venezuela, de donde escapó hace dos semanas con ayuda de militares, comentó.

Preguntado sobre si la oposición venezolana está dividida, calificó de normal que haya posiciones diferentes y precisó que la oposición sale adelante cuando actúa con coherencia, por lo que reclamó un liderazgo colectivo sólido sin caer en personalismos.

Consideró un diálogo falso las conversaciones entre la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y el Gobierno del presidente Nicolás Maduro que se llevan a cabo en Santo Domingo.

Y se preguntó cómo es posible que el Gobierno venezolano condicione la celebración de elecciones transparentes al levantamiento de las sanciones internacionales, dado que la oposición no puede comprometerse a eso.

Dijo que esas sanciones deben ser para castigar individualmente a los gobernantes de la narcotiranía venezolana, no al pueblo.

Sobre una posible guerra civil en Venezuela, manifestó el deseo de que no llegue, aunque siempre hay estos temores, reconoció.

En esta línea, señaló que las Fuerzas Armadas deben garantizar la soberanía de la nación, y no estar al servicio del poder como en estos momentos, aunque avanzó que no todos los militares apoyan al Gobierno, según Ledezma.

Necesitamos el apoyo de la comunidad internacional, enfatizó, contra un régimen que es una colonia de Cuba, tutelado desde La Habana.

Ledezma reiteró que en su país no existe separación de poderes y los jueces son marionetas del régimen, cuando lo que se necesita es que se respete la Ley.

Por eso defendió que se estimulen las inversiones nacionales y extranjeras con respeto de los derechos económicos y de propiedad y las normas constitucionales para sacar a la gente de la pobreza con empleos y salarios justos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.