Foto AFP

Tiene todos los premios de dirección de fotografía, pero hasta ahora le faltaba uno, el Óscar, con el que este domingo Roger Deakins completó su colección tras 14 nominaciones.

El británico de 68 años ganó por mejor fotografía en su ingeniosa representación de un Los Ángeles futurista lleno de neón y una desértica y anaranjada Las Vegas en “Blade Runner 2049”, de Denis Villeneuve.

“Amo mi trabajo, tengo mucho tiempo haciendo esto como pueden ver, pero saben, una de las razones por las que más lo amo es por la gente con la que trabajo, tanto al frente como detrás de cámara”, dijo al recibir su más que merecida estatuilla.

En 35 años de brillante carrera acumuló numerosos reconocimientos, desde los otorgados por la sociedad estadounidense de directores de fotografía (ASC en inglés) y la academia británica de cine hasta los premios independientes Spirit. Pero nunca había conseguido un Óscar.

Llegó este domingo a la alfombra roja con más nominaciones en esta categoría que cualquier otro y es considerado uno de los mejores directores de fotografía de la historia.

Y aunque muchas de las películas que filmó terminaron nominadas o ganando estatuillas doradas, no cree que la suya llega con atraso.

Muchos críticos consideran que su más reciente trabajo es el mejor visto y fue favorito durante toda la carrera a los Óscars, por delante de Hoyte van Hoytema (“Dunkerque”), Dan Laustsenon (“La forma del agua”), Rachel Morrison (“Mudbound”) y Bruno Delbonnel (“Las horas más oscuras”).

Se impuso a estos mismos cuatro rivales en los premios de la ASC, cuyos ganadores se han llevado también el Óscar en seis de los últimos 10 años.

La historia se desarrolla unos 30 años después de los episodios del primer filme, tras el cual el Blade Runner Rick Deckard (Harrison Ford) logra eliminar a una banda de Replicantes, humanoides, con la excepción de una de ellos, Rachel.

Volvemos a encontrar aquí a Harrison Ford, al lado de Ryan Gosling, alias Oficial K, un replicante de nueva generación.

“Él pinta con luces y sombras, creando una maravillosa sensación táctil de espacio y textura, usando una paleta entre pizarra, celeste y ocre. La estética es tenue pero emocionante”, dijo Katie Walsh del Tribune News Service.

– Comenzó con los Coen –

Nacido en el suroeste de Inglaterra, Deakins es hijo de una actriz y un constructor, y desarrolló su amor por la pintura en la escuela y en la universidad, cuando estudiaba diseño gráfico.

Comenzó sus 12 colaboraciones con los hermanos Coen en 1991 con el filme “Barton Fink”, consiguiendo su primer premio de la sociedad de cinematógrafos con “Sueño de fuga” tres años después.

En 2008, Deakins fue el primer director de fotografía en ser nominado dos veces en los permiso de la ASC el mismo año, por “El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford” y “Sin lugar para los débiles”.

Repitió al año siguiente con “Sólo un sueño” y “Una pasión secreta”, ambos con Kate Winslet, y luego, en 2010, fue nominado por “Temple de acero”.

Deakins ha estado casado por 27 años con la supervisora de guiones James Ellis y vive en la ciudad inglesa de Devon, donde perfecciona su hobby, la fotografía.

Su trabajo incluye además “1984” (1984), “Sid y Nancy” (1986), “Pena de muerte” (1995), “Soldado anónimo” (2005), “007: Operación Skyfall” (2012) “Unbroken” (2014) y  “Sicario” (2015).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.