Legisladora de Puerto Rico detenida por corrupción, alega persecución
/ Foto: Cortesía

En Puerto Rico, la legisladora detenida el lunes por presunta corrupción María Milagros Charbonier dijo este martes estar “convencida” de que “alguna persona” está detrás de sus 13 acusaciones por presunta corrupción, lavado de dinero, soborno y obstrucción a la Justicia.

“Yo y mi familia hemos estado analizando esto con nuestros abogados. Vamos a seguir analizando. Yo estoy convencida que aquí hay alguna intención de alguna persona de causar un daño y lo causó, ya lo causó”, expresó la legisladora en entrevista con la estación local WAPA TV.

“Nunca hubiera pensado que yo hubiera terminado la carrera mía política de esta manera”, afirmó Charbonier, con ocho años de carrera en la Legislatura.

Charbonier resultó arrestada ayer por agentes del FBI, por estar acusada junto a su esposo, el abogado Orlando Montes; su hijo Orlando Gabriel Montes y su asistente Frances Acevedo de 13 cargos por un supuesto caso de corrupción gubernamental.

Mal uso de fondos públicos de Puerto Rico

Los cuatro están señalados de organizar un esquema que duró de enero de 2017 hasta julio de 2020 para aumentarle el sueldo a Acevedo con fondos públicos, parte de cuya cantidad iba a parar a Charbonier y su familia.

El jurado federal alega que hasta julio de 2020 Charbonier recibió cerca de 100 mil dólares en forma de sobornos y comisiones ilegales.

Por las acusaciones, Charbonier se declaró no culpable, mientras que el juez federal Bruce McGiverin le impuso una fianza de 25 mil dólares.

Charbonier, quien presidía la Comisión de lo Jurídico de la Cámara Baja, enfatizó este martes que ni ella ni ningún miembro de su familia tiene que ver con los hechos imputados.

Sorpresiva acusación contra su hijo

La legisladora dijo además que de los hechos que más le han sorprendido es la acusación contra su hijo.

“Estoy en paz con mi conciencia y enfrentaré este proceso como he enfrentado tantas cosas en la vida con la confianza puesta en Dios de que todo saldrá bien, sobre todo para mi hijo, que no tiene nada, nada, nada absolutamente, nada que ver con esto”, afirmó.

“Incluso, ninguno, pero menos él. Y para mí, en ese sentido, ha sido algo duro, porque soy madre, segundo, porque es un niño que toda su vida ha hecho las cosas correctamente. Y yo no veo razón alguna legal para que él esté aquí”, recalcó.

Las penas a las que se enfrentan Charbonier y su familia, así como Acevedo, podrían ser de hasta 20 años de cárcel por los delitos de fraude electrónico, lavado de dinero y obstrucción a la justicia; hasta 10 años de prisión por los cargos de robo y soborno; y hasta 5 años de cárcel por el cargo de conspiración. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.