Foto: @LewisHamilton

El británico Lewis Hamilton, coronado campeón de la Fórmula 1 hace dos semanas en México, ganó este domingo el Gran Premio de Brasil en Sao Paulo y permitió que su escudería Mercedes se hiciera asimismo con el campeonato del mundo de constructores.

El holandés Max Verstappen (Red Bull), segundo por delante del finlandés Kimi Räikkönen (Ferrari), fue sancionado a “dos días de servicio público” por empujar tras el Gran Premio al francés Esteban Ocon (Racing Point Force India), que le chocó por detrás en un intento de adelantamiento y le hizo perder el liderato pasada la mitad de la carrera.

En la victoria número 72 de la carrera de Hamilton, la escudería alemana dirigida por el austriaco Toto Wolff se alzó con su quinto título consecutivo de constructores en el circuito de Interlagos. Desde la introducción del motor híbrido V6 en 2014, Mercedes ha ganado todos los títulos de pilotos y de constructores, y ha vencido en 73 de las 99 carreras.

“Los muchachos han trabajado increíblemente bien durante estos seis años. Ha sido un gran viaje con ellos”, declaró Hamilton antes de subir al podio, tras lograr su décima victoria de la temporada, y simular unos pases de samba.

Y eso pese a que Red Bull dispuso en Brasil del mejor auto, en parte gracias a la menor degradación de los neumáticos. Su piloto australiano Daniel Ricciardo, quien partió en undécimo lugar, finalizó cuarto por delante del Valtteri Bottas (Mercedes) y del alemán Sebastian Vettel (Ferrari). El monegasco Charles Leclerc (Sauber) terminó séptimo, por delante del francés Romain Grosjean (Haas).

La última carrera de la temporada será dentro de dos semanas en Abu Dhabi.

– “Maldito idiota”

El punto de inflexión de la carrera se produjo en la vuelta 43, cuando Verstappen, que iba cómodamente en cabeza tras avanzar a Hamilton -ganador de la ‘pole position’ el sábado-, fue golpeado por detrás por Ocon en una maniobra inesperada en la segunda curva de la “S” del mítico Ayrton Senna. Hamilton aprovechó el incidente para avanzar al holandés, que se salió de la pista.

“¡Maldito idiota!”, exclamó Verstappen en su radio, en referencia al francés. Al salir de su auto, el holandés, quien había ganado en México, empujó varias veces a Ocon y casi llegaron a las manos, según imágenes captadas por las cámaras.

Eso le valió una sanción de “dos días de servicio público”, comparable a trabajo comunitario, a ser ejecutada “en los próximos seis meses”, señaló la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) en un comunicado.

“Deberíamos haber ganado hoy”, lamentó Verstappen tras recibir el apoyo del público, quien silbó la victoria de Hamilton.

Tanto el holandés como Ocon fueron convocados por los comisarios de la carrera para dar su versión sobre lo ocurrido. El francés, que fue sancionado con diez segundos de penalización durante la carrera, explicó más tarde que ambos estaban en la sala de pesaje y que el holandés quiso golpearle, en un incidente que no duró ni medio minuto. “Me empujó y quería ser violento. No fue profesional”, señaló el francés.

Ocon agregó que su rivalidad con Verstappen “se remonta a unos años” y dijo que “siempre ha sido lo mismo”.

El choque al inicio de la carrera entre el español Carlos Sainz Jr, que dejará Renault al final de temporada para fichar por McLaren, y el alemán Nico Hulkenberg, que tuvo que retirarse por primera vez en sus ocho carreras en Brasil, pasó casi desapercibido, en comparación con el incidente entre el holandés y el francés.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.